sábado, 25 de marzo de 2017

La Unión Europea contra Europa.



                                                                    


Para celebrar la muerte de Europa hoy se reúne en la capital de Italia un aquelarre de estómagos agradecidos sometidos al globalismo materialista.

Celebran que hace sesenta años se firmó el Tratado de Roma, se celebra el inicio de lo que ha terminado por convertirse en la Unión Europea (UE) que ha destruido la milenaria y cristiana Europa.

                                                  


En un primer momento la concepción paneuropea de Kalergi fue puesta en marcha escondida tras una mera unidad de mercado como fue la Comunidad del Acero y el Carbón (C.A.C.) para más tarde convertirse en una Unión económica como la Comunidad Económica Europea (C.E.E.), fue lo que muchos denominamos la Europa de los mercaderes, pero era sólo un paso hacia la unión política y la destrucción de las identidades nacionales.

                                                      



Pero tras esos años en los que se engañó al pueblo europeo con la imagen de que lo que se trataba de hacer era instalar en Europa una suerte de mercado para así favorecer las economías nacionales lo que realmente se hizo  fue dar el poder a las élites globalistas quitándoselo a los países nación, las élites mundialistas se quitaron las máscaras dando paso a la actual Unión. Europea (U.E.).



Se pretende engañar a los europeos diciendo que Europa y Unión Europea son una misma cosa, cuando en realidad son realidades antitéticas puesto que la primera busca acabar con la segunda. Ahora a quién se opone a la Unión Europea se dice que es antieuropeo y a los que defendemos las identidades nacionales se nos tacha de populistas, pero a pesar de toda la campaña político-mediática que de modo vergonzante se lleva a cabo una parte cada vez mayor de europeos despiertan y reaccionan contra esta globalización que busca acabar con las identidades y los Estados-nación.

                                                    




La realidad del paneuropeísmo establecido tras la invasión (militar, económica, ideológica y cultural) de Europa en 1945 ha llevado a la pérdida de la soberanía económica, monetaria, judicial, legislativa exterior y de defensa de los países europeos. Este paneuropeísmo que se organiza en torno a la Unión Europea ha buscado, y en parte ha logrado, sustituir la identidad cristiana y social de Europa por otra relativista y liberal al servicio de la organización mundialista que sirve a los intereses del sionismo internacional.



Cuando se argumenta todo esto, rápidamente se nos contesta diciendo que gracias al movimiento paneuropeo, concretado en la CEE primero y en la UE después, Europa ha vivido seis décadas en paz con un desarrollo económico y social extraordinario. A esto hay que contestar señalando que en Europa no sólo ha habido guerras como la de Yugoslavia, Ucrania la de cuarta generación que lleva a cabo el yihadismo, sino que la O.T.A.N., al servicio de Israel, ha provocado o participado en varias decenas de guerras fuera de las fronteras europeas.

                                                    



Pero sobre todo hay que recordar que la paz no es la ausencia de guerra, sino que precisa del reinado de la justicia, y la justicia ha brillado y brilla por su ausencia en las relaciones económicas dentro de la U.E. entre el eje franco-alemán y los países del sur.

En lo social que decir de unas condiciones económicas que movidas por intereses especulativos de las corporaciones financieras del norte y oeste de Europa han llevado a los países del sur a la bancarrota debido a la política de endeudamiento y los recortes que estos provocan.

                                               



La Unión Europea ha llevado a la obligatoria implantación de medidas favorables al aborto, al movimiento LGTBI y a la ideología de género. Europa ha dejado de ser ella misma puesto que ha perdido sus valores y su identidad y ha pasado a ser un esclavo al servicio de los sionistas.

                                                  



Realmente en este día  no hay  nada que celebrar, más bien todo lo contrario.

jueves, 23 de marzo de 2017

Lo que esconde el terrorismo islámico.



                                                                    

Un artículo de Kevin Farret aparecido en la revista norteamericana Veterans Today con fecha 26 de febrero de este 2017 hace referencia a las declaraciones del nuevo asesor de Seguridad Nacional del gobierno de Donald Trump el general H.R. Mc Master.

                                                       


H.R. Mc Master es un general de gran prestigio, tratándose de esa extraña especie de militares que mantienen posturas políticamente no correctas y que las defienden llegado a incumplir los protocolos de la C.I.A.  haciendo públicas verdades incómodas para el establishment. 

Este general habría afirmado que la etiqueta

 de terrorismo islámico radical no es útil, porque los terroristas no son islámicos.

El articulista señala que Mc Master tendría razón pues la ley islámica prohíbe claramente el terrorismo contra civiles inocentes, los terroristas por tanto no son islámicos como se puede comprobar en el caso de Mohammed Atta o su suplente del  Mossad. Este “terrorista islámico” que supuestamente secuestró un avión y lo estrelló contra una de las torres gemelas el 11 S devoraba cocaína, chuletas de cerdo, alcohol y estaba con prostitutas con el dinero que recibía del Mossad.

                                                      


Además añade que datos del F.B.I. desmentían que los norteamericanos radicalizados nominalmente musulmanes terroristas cometan más actos terroristas que los judíos nacionalizados, izquierdistas o los hispanos.

Del mismo modo dice que las encuestas señalan que los musulmanes se muestran más contrarios al terrorismo que los no musulmanes, según él por la razón de que se ven como las verdaderas víctimas de este.

El general Mc Master dice que los terroristas son “antiislámicos” .

Mantiene que ISIS, Daesh en árabe, fue creado, apoyado y mantenido por el estado profundo de U.S.A- sionista bajo la administración Obama como forma de guerra contra el islam y los musulmanes.

ISIS, Daesh, habría sido creado como arma contra las naciones del “Eje de resistencia” que se oponen a la presencia de EEU e Israel en el Oriente Medio musulmán.

                                                   


                                             

La misión del ISIS es matar a los musulmanes (el 90% de sus víctimas han sido y son musulmanas) y la ayuda exterior les llega porque invaden, ocupan y saquean a los países de mayoría musulmana, especialmente a aquellos no radicales.

Habla de que a través de una guerra de cuarta generación se busca la desestabilización de los países musulmanes enfrentándolos con el Occidente y la O.T.A.N.



Argumenta que los ataques terroristas más fuertemente publicitados en Occidente  atribuidos a musulmanes radicalizados han sido ataques de falsa bandera cometidos por los enemigos del Islam.

                                                   

Señala que de las aproximamene700 acciones de terror musulmán ocurridos en EEUU desde el 11S prácticamente todos han sido creación del F.B.I. para manipular a la población con el terror, atrapando adolescentes dementes y gente de la calle.

                                                     




Desde mi punto de vista es fundamental para el nacimiento y desarrollo del pensamiento radical yihadista de los hermanos musulmanes y posteriormente de Daesh  el Wahabismo desarrollado y exportado por Arabia Saudí y otras monarquías árabes como Qatar.  La alianza estratégica entre EEUU, Israel y Arabia Saudí es curiosa pues supuestamente mantienen posiciones encontradas, aunque realmente buscan el mismo objetivo estratégico en Medio Oriente.

                                               




El artículo referido termina preguntándose por la toma de posición que tomará Donald Trump ante esta reflexión caso de que el general Mc Master se la presente.

                                                    




No quiero terminar la presente entrada sin poner de manifiesto que desde mi punto de vista todo lo señalado busca un enfrentamiento entre la civilización cristiana y la musulmana para que el poder judío finalmente sojuzgue a ambos, sería la finalidad del globalismo sionista.  Para alcanzarlo los sionistas utilizarán también la invasión de Europa por parte de los musulmanes previamente radicalizados para acabar con la identidad europea y cristiana.

domingo, 19 de marzo de 2017

España en la U.C.I. y los médicos mientras tanto de borrachera.




                                                                            


La Unidad Nacional está a punto de romperse y mientras esto ocurre los españoles centran su atención en el “peligro” que resulta del crecimiento de la extrema derecha en Europa, en temas tan “fundamentales” como el muro que Trump quiere levantar en la frontera con Méjico, en un autobus o en lo  relacionado con los estibadores. Mientras esto ocurre asistimos con impasibilidad a los momentos previos a la declaración unilateral de la independencia de Cataluña por las sediciosas autoridades de la generalidad.

 La indolencia, la dejadez y la cobardía nos están convirtiendo en cómplices de este criminal proceso que lleva a la ruptura de la Unidad de España, y esto es así por mucho que nos escudemos en la falta de actuación de las autoridades competentes o de la institución militar.

 En estos momentos nuestro papel como españoles no se puede restringir a asistir de manera pasiva al desarrollo de unos acontecimientos que llevan a nuestra patria a la muerte, no podemos esperar a votar en las próximas elecciones pensando que nuestro voto va a servir para frenar  el crimen de la ruptura de la Unidad Nacional, puesto que bien por acción u omisión todos los grupos políticos del sistema participan en este plan para desmembrar España.

Lo primero que hemos de hacer, y antes que nada, es tener plena consciencia de lo que está aconteciendo, dado que sin conocer bien a lo que nos enfrentamos difícilmente podremos vernos impelidos a actuar ni podremos acertar a la hora de optar por la estrategia adecuada.



Hemos de tener perfectamente claro que el secesionismo catalán ha sido y es un instrumento del que durante toda la historia se han servido los enemigos de España para debilitarla y hacerla desaparecer como nación.

Es así que estamos ante un proceso que se manifiesta cada cierto tiempo, un siglo aproximadamente, y tras el cual encontraremos siempre a los enemigos de España, y en esta ocasión no va iba a ser diferente. Vemos como el veneno masónico claramente se exterioriza en la estrella enmarcada en el triángulo lateral izquierdo de la “estellada”, siguiendo este soporte nos encontramos con el apoyo  que el secesionismo catalán recibe del Estado de Israel y del sionismo internacional, y lo apoyan puesto que al hacerlo debilitan y pueden acabar con la existencia misma de España.

                                                           


 Que nadie pase por alto que los sionistas nunca han perdonado a España la expulsión de los judíos en 1492 ni que el nombre de España vaya intrínsecamente unido al del catolicismo, todo lo católico es enemigo de lo masónico y talmúdico y por tanto España es y será un objetivo a batir.

                                                 


Por lo señalado  no podemos caer en el simplista y falaz planteamiento de que estamos ante un problema meramente económico o jurídico, todo esto va mucho más allá.

Es así que no podemos pasar por alto que por las razones señaladas los secesionistas cuentan con el apoyo del Reino Unido, y de los movimientos musulmanes, los cuales tratan de recuperar el mítico Al-Andalus y buscan vengar la expulsión de los moriscos, de ahí el abierto apoyo que la comunidad inmígrate marroquí y el gobierno alauita presta a los sediciosos secesionistas.





Lo que ha de quedar perfectamente claro es que el tema al que nos enfrentamos es muchísimo más grave de lo que pueda parecer, ya que eso que se nos vende que una autodeclarada república catalana no sería reconocida por nadie, lo cual no es cierto puesto que los pactos y colaboraciones entre los secesionistas y las autoridades del Estado judío indican que este les reconocería amén de apoyarles económicamente. Y nadie puede obviar el poder decisorio que el lobby judío tiene en Estados Unidos, con lo que puede mover a que la potencia norteamericana del mismo modo le apoyase. La actitud seguidista de la Unión Europea y la actitud que crearía en El Reino Unido la potencia de la masonería haría que la U.E. no sería precisamente contraria a ese Estado catalán antiespañol.



El tema de la economía de un Estado catalán  independiente desgajado de España no sería en modo alguno un problema para  dicho Estado ya que la situación internacional de juego de influencias y control militar del Mediterráneo  les  permitiría  un inmenso ingreso de recursos monetario, técnicos y de material con tan sólo permitir a China crear una base aeronaval en la costa catalana, aspecto este que serviría como chantaje a los países europeos para ser reconocidos internacionalmente por los países miembros de la O.T.A.N.



Pero lo fundamental no es que el Estado fruto de la secesión tenga o no 



Pero no caigamos, tal y como hacen el gobierno y todos los partidos del arco parlamentario, en juzgar el proceso secesionista desde puntos de vista meramente económicos, diplomáticos o de legalidad constitucional, la Unidad de España está muy por encima y es muy anterior a contingentes constituciones, a las  realidades económicas que puedan darse en un momento particular o al juego de alianzas políticas que determinen las posiciones diplomáticas de los Estados.



La Unidad de España es una realidad metafísica que está muy por encima de la variable voluntad popular y de la contingente organización política, es algo que tan solo se puede, y se debe, defender.

Espero y como español exijo que los encargados de defenderla y salvaguardarla no se conformen con llevar lustrosas las botas o desfilar marcando el paso, lo que España exige de ellos es que  si llega el momento hagan lo preciso y cumplan los juramentos realizados.

                                                        




Pero la obligación de defender la patria no sólo recae en ellos, y ante su pasividad deberemos estar preparados nosotros.


           ¡¡¡VIVA LA UNIDAD DE ESPAÑA!!!

                                                             

jueves, 9 de marzo de 2017

Otra borbonada está cerca.



                                                                        


Hace dos días fuentes próximas a la Casa Real señalaron de modo extraoficial, a la espera de notificarlo oficialmente coincidiendo con un comunicado de la Casa real británica, que los actuales monarcas españoles, Felipe VI y Letizia Ortiz, realizarán a principios del próximo mes de junio un viaje de Estado al Reino Unido donde serían recibidos por la reina Isabel II.

                                                         

                                                 




Debo señalar que me parece bochornoso que la más alta magistratura del Estado, representante de España en el exterior, realice una visita de Estado a una potencia que ocupa militarmente una parte de nuestro territorio, manteniendo con ello la única colonia en Europa.



A pesar de ello se supone que somos naciones amigas, pertenecientes para mayor escarnio a una misma alianza militar como es la O.T.A.N. Lo que significa que en caso de ser atacados los piratas que ocupan nuestro territorio de Gibraltar tendríamos que acudir en su apoyo, pero por el contrario las españolas ciudades de Ceuta y Melilla no serían defendidas por los piratas británicos.

                                                         




Desde aquí quiero mostrar la mayor repulsa ante semejante acto de cobarde sometimiento ante la más alta institución de Gran Bretaña. Es por ello que como español me atrevo a exigir, aunque sé que no servirá para nada, que bien los reyes suspendan el señalado viaje indicando que lo hacen como protesta ante la ocupación de Gibraltar o que si lo realizan hagan algún tipo de manifestación pública protestando por la continua violación de nuestra integridad territorial.

                                                     




Ser rey lleva aparejado no sólo el disfrute de privilegios, sino que también obliga a defender la soberanía nacional.



Los hijos de la Gran Bretaña son y han sido a lo largo de toda la historia enemigos declarados de la hispanidad en general y de España en particular.


                                                                            



                                





                     ¡¡¡GIBRALTAR ESPAÑOL!!!

                     ¡¡¡MALVINAS ARGENTINAS!!!

martes, 7 de marzo de 2017

La responsabilidad criminal de la Unión Europea.



                                                                           


Poco a poco se acerca el buen tiempo, y con él decenas cuando no centenares de miles de africanos se lanzarán a las aguas del Mediterráneo con la intención de alcanzar las costas europeas, lo hacen para llegar al inexistente paraíso europeo cuya existencia le han vendido las mafias que se lucran cobrándoles para enviarles a una muerte casi segura,  les llegan a través de  informaciones que reciben a través de radios y televisiones  occidentales que ven en sus pueblos o las informaciones que les llegan a través de los comentarios generalizados que allí se esparcen interesadamente.

Ciertamente que las circunstancias económicas y de vida, así como el grave peligro que corren por las situaciones derivadas de las guerras o conflictos tribales, mueven a que parte de esa población opte por emigrar a nuestro continente suponiendo que están optando por una solución a sus problemas.

En esta entrada pretendo dejar a un lado la gravísima repercusión negativa que la llegada a nuestro suelo de una inmigración masiva y descontrolada de otras razas, culturas y cosmovisiones tiene para la supervivencia de nuestro pueblo, de su identidad y de la civilización occidental.

En la presente entrada voy a centrarme en la terrible problemática de los miles de inmigrantes que mueren ahogados en las aguas del Mare Nostrum, en esta ocasión obviaré el problema que la inmigración masiva e ilegal representa para Europa.

 Pretendo dejar clara la responsabilidad criminal de todos esos buenistas “humanitarios” en gran medida responsables de las muertes que se vienen produciendo en el Mediterráneo, culpa que quieren hacer recaer en las naciones y población europea cuando esta no pasa de ser una víctima más.



Antes que nada, se ha de señalar que el primer y más grave error lo cometen esas autoridades y grupos buenistas que desde un planteamiento supuestamente humanitario ocultan a los potenciales inmigrantes tanto el inmenso número de muertos ahogados en el viaje como la realidad que van a encontrar al llegar a Europa y la ausencia de futuro que les espera al llegar a un continente plagado de desempleo y necesidades.

                                                    



Pero como la intención de este texto no es meramente crítico vamos a presentar también las medidas que habrían de ponerse en marcha para hacer frente a los problemas arriba descritos.



El primer y fundamental aspecto es combatir la falsa información que llega a los potenciales inmigrantes que posteriormente y en función de la cual decidirán ponerse en manos de las mafias para cruzando el Mediterráneo alcanzar las costas europeas.

Lo que desde luego ha de frenarse en seco es la acogida en territorio europeo de cualquier inmigrante ilegal que arribe a nuestras costas , del mismo modo bajo ningún concepto se puede permitir que las armadas de los distintos Estados que conforman la Unión Europea, continúen recogiendo a los inmigrantes  a medio camino entre Libia u otros países del norte de África y las costas italianas o griegas para trasladarlos  a ellas.  No se puede seguir enviando el mensaje a esas gentes de que en Europa serán acogidos aunque lleguen de modo ilegal ni se puede asegurar a las mafias que comercian con seres humanos que tienen asegurado el “trabajo” dejando a los inmigrantes a la deriva  a la salida de las costas de África o a mitad de camino pues en cualquier caso llegarán, además de acrecentar el papel de las mafias se les estaría llevando a utilizar embarcaciones cada vez más inestables, induciendoles a dejar a la deriva a esos inmigrantes o a, como ha ocurrido en muchas ocasiones, romperles el suelo para tras una llamada de móvil esperar que acudan buques de la armada o de salvamento a rescatarlos y los trasladen a territorio europeo.

                                                     




Como se ha señalado, para poner fin al “efecto llamada” que el actual comportamiento de las autoridades de la Unión Europea provoca es preciso no admitir inmigrante ilegal alguno y no enviar las unidades navales a rescatar y traer a las costas de los países europeos del norte del Mediterráneo a ninguno de ellos.

Pero todo esto no significa para nada que se deje de acudir en socorro de aquellos que se encuentren en peligro de irse a pique o a los que hayan naufragado, contrariamente a ellos significaría socorrerles pero devolverlos a las costas africanas de las que han partido, para lo cual se deberían establecer zonas de seguridad en Libia hacia las cuales dirigirlos e impedir que nuevamente acudiesen a las mafias que viven del tráfico humano, dándoles salida exclusivamente hacia el sur si se trata de población subsahariana o hacia el este o el oeste caso de ser población magrebí.



Desde mi punto de vista sería fundamental normalizar y organizar políticamente esa Libia que la O.T.A.N. y los grupos insurgentes yihadistas han convertido en una tierra dominada por la pobreza y por los terroristas salvajes de Daesh. Sin pacificar y estabilizar este territorio nada se puede hacer, puesto que es desde sus costas desde donde parte la inmensa mayoría de los inmigrantes que posteriormente mueren ahogados en el Mediterráneo.

Otro punto también fundamental para hacer frente a esta sangría de muertos en las aguas de este mar, sería combatir de modo inmisericorde, exterminando físicamente si fuera preciso, a las mafias que colocan a esos miles de personas en lanchas o barcazas que apenas flotan. Creo que si no se acaba con ellos es porque desde una política mojigata no se quiere, porque  dominan intereses geopolíticos que buscan acabar con la identidad europea.

 El mar Mediterráneo es una especie de bañera pequeña cerrada por el estrecho de Gibraltar en el extremo este, por el Bósforo en el oeste, por la costa europea en el norte y por la africana en el sur.

 Con los actuales medios de control marítimo mediante aeronaves, sirviéndonos de los satélites que todo lo controlar se podría localizar a los integrantes de esas mafias y después proceder a detenerlos o directamente a exterminarlos.



Otro aspecto que considero fundamental es contrarrestar la política de desinformación que las mafias, los grupos supuestamente humanitarios y las imágenes que les llegan a través de los canales de radio y televisión occidentales originan esa visión falsa que llega a la población africana y de medio oriente a Europa que presenta a Europa como la tierra prometida que le facilitará una forma de vivir digna e incluso  le presenta a nuestros países como lugares donde podrán vivir sin trabajar recurriendo a las ayudas sociales.

                                                        



Es así que los países que conforman la Unión Europea deberían poner en marcha masivas y potentes campañas informativas con destino a los países del África subsahariana o del Magreb, campañas comunicativas que servirían para que los potenciales inmigrantes tuviesen información verídica, especialmente gráfica, sobre los muertos en el Mediterráneo y sobre   lo que encontrarán en Europa si optan por arribar a este continente (ausencia de  trabajo y manera de ganarse el sustento, imposibilidad de acceder a ayudas sociales, gran posibilidad de ser explotados y sobre todo haciendo hincapié  en el peligro de muerte que asumen ellos y sus hijos al echarse al mar para alcanzar las costas europeas.



Para llevar a cabo estas campañas tan sólo habría de poner en marcha, tal y como se hizo durante la guerra fría, emisoras de radio y de televisión de largo alcance dirigidas a esas zonas africanas o utilizar el poder de los satélites de comunicaciones para trasmitir mensajes utilizando sobre todo imágenes de la realidad de las muertas ahogadas intentando cruzar el Mediterráneo o de las condiciones de pobreza que sufren los inmigrantes ilegales.

La estrategia señalada habría de ir acompañada del lanzamiento de millones de panfletos desde aviones, en las lenguas locales o bien con mensajes presentados a través de gráficos y dibujos.



Dado que no me considero, ni mucho menos, con un conocimiento ni una inteligencia superior a la de las autoridades europeas ni a la de sus consejeros y analistas a su servicio, deduzco que todas las miles de muertes que se producen en el Mediterráneo son consideradas “daños colaterales” que se producen por llevar a cabo los planes de la élite oscura. Por mucho que muestren lágrimas no dejan de ser algo considerado necesario para llevar a cabo el plan Kalergi de acabar con la identidad cultural, religiosa y racial de Europa.

                                                        


Es hora de que las autoridades dejen de presentarse como victimas superadas por una realidad migratoria a la que sólo se puede hacer frente con la política que llevan a cabo.

El efecto llamado que esta política buenista produce es verdaderamente criminal.

Por otra parte, nos encontramos con que las O.N.G.s que aparecen luchando por los inmigrantes que mueren en el mar no luchan realmente buscando soluciones, tan solo están manteniendo su negocio bien pagado por subvenciones estatales, de la U.E. y de globalistas como el señor Soros.  Por supuesto no me refiero a las personas que movidas por buenos sentimientos actúan para proteger la vida de estos pobres infelices, me refiero a quienes dirigen estas asociaciones.

                                                 



Con todo lo dicho quiero dejar claro que gran parte de la responsabilidad de los miles de muertes que se producen en el Mediterráneo está en la Unión Europea, responsabilidad tanto por acción, al poner en marcha el “efecto llamada”, como por omisión al no aplicar estas medidas.

viernes, 3 de marzo de 2017

Sin resistencia no habrá victoria.




                                                                        


Hace un par de días hemos asistido a un suceso que debería haber servido como toque de atención para que la población abriese los ojos y tomase conciencia del grado de decadencia y degeneración al que ha llegado la civilización occidental en general y la española en particular.

Aunque el suceso que ha dado pie al presente escrito se refiere a la inmovilización del autobús de la asociación Hazte Oir que señalaba que el niño es niño y la niña es niña, “terrible” aseveración que ha llevado además al posible enjuiciamiento criminal de los responsables de la campaña por motivos de “odio”, hay que señalar que este suceso no pasa de ser uno más, y ni mucho menos el más grave, de toda una inacabable lista de sucesos y acciones judiciales de los que hemos sido y somos testigos.

Estamos en un tiempo en que señalar que es lo natural y defender lo moral o los conceptos más altos como Dios o patria se convierte en un acto de heroísmo. A los que vivimos en esta época nos ha tocado vivir el principio del fin. Exigiendo de todos y cada uno de nosotros un comportamiento heroico debido a que las leyes de los hombres persiguen y castigan a los que actúan y hablan en pro de lo normal y lo moral.

Dentro de todo este maremágnum de iniquidad y desbarajuste moral, en esta ceremonia de la confusión, asistimos a como paso a paso se entronización el mal y lo antinatural, todo ello se nos presenta como progreso y libertad, llegándose al punto de que la profanación de decenas de Sagradas formas  formando la palabra pederastia se exponga públicamente y se nos venda esa abominable profanación como una obra de arte derivada de la libertad del “artista”, sin que la autoridad ni la judicatura tome medida alguna contra e criminal profanador.
                                                      

La misma inacción se da cuando una podemita interrumpe semidesnuda al grito de “arderéis como en el 36” la celebración de la Santa Misa, nuevamente se nos dice que es una muestra de libertad de expresión.



Ahora bien, si lo que se interrumpe es un akelarre secesionista que forma parte de un intento de romper la Unidad de España, los patriotas que entraron en Blanqerna gritando “no nos engañan, Cataluña es España” serán condenados a cuatro años de prisión.

                                                       




Del mismo modo se permite que en el Carnaval de las Palmas aparezca un o una drag disfrazada-o de la Santísima Virgen María y de Nuestro Señor crucificado sin que esta grave ofensa provoque la menor intervención gubernativa o actuación judicial, de nuevo afirmando que todo fue un ejercicio de libertad de expresión en un ambiente festivo de transgresión.
                                                    


Eso sí, si un librero y editor pone a disposición del público obras históricas que no se pliegan a los correctamente político desde el punto de vista histórico es condenado y entra en prisión acusado por delito de odio por la orweliana fiscalía del odio, porque en ese caso ni libertad de expresión ni madre que la trajo.

                                                   


Y así podríamos seguir hasta el infinito, pues son tantos los condicionantes liberticidas que atacan a Dios, a la patria, a la moral y a lo simplemente natural, que las represiones del Sistema hacia todo aquel que se atreva a salirse del camino trazado por esta gentuza ha provocado que muchos hayan levantado una autocensura que poco a poco les va cambiando y les convence de que en lo políticamente correcto está el verdadero camino.



La presión mediática, social o judicial es tal que sólo desde la formación, el activismo y el reencuentro con nuestra identidad personal, nacional y religiosa podremos afrontar lo que tenemos enfrente y lo que nos espera.

Y nunca olvidemos que si luchamos podemos perder, pero si no lo hacemos ya hemos perdido.