domingo, 31 de enero de 2016

El mensaje de una chica alemana pidiendo ayuda por la situación.

CHICA ALEMANA ATERRORIZADA x "REFUGIADOS" (ACTIVAR SUBTITULOS) - YouTube


Para ver el video primero pinchar sobre este título, y después sobre donde pone ir al enlace. Creo que no hacen falta palabras que expliquen nada, las palabras de la chica son suficiente.

viernes, 29 de enero de 2016

Identidad europea.



                                                                               


Hasta hace no demasiado tiempo no he sido verdaderamente consciente de mi condición de europeo, de la pertenencia a esa identidad que me conforma y  de los comunes peligros que nos acechan a todos los europeos.
 Creo que  ha sido  la problemática de los “refugiados”-inmigrantes musulmanes la que  me ha hecho ver con claridad que formo parte de ese cosmos que antes se denominó Cristiandad y ahora se conoce por Occidente. Anteriormente me había centrado  con exclusividad y de un modo casi excluyente en mi realidad de español, realidad a la que no renuncio ni  renunciaré nunca.
                                                                  


 Lo español es la mayor expresión del verdadero espíritu europeo.
Pero ha de  quedar claro que cuando hablo de Europa me refiero a la Europa heredera de la filosofía griega, del derecho romano y de la moral cristiana que se levantó sobre los cimientos de un paganismo heroico.
                                                                




Por supuesto que cuando hablo de Europa no estoy haciendo referencia a esa cueva de mercaderes sometidos a los dictados del sionismo y la masonería, ni me refiero a esa comunidad de gentes y entidades políticas que no sólo han renegado de sus orígenes sino que combaten abiertamente su realidad.
                                                                

Europa es mucho más que un territorio, es una identidad, es una realidad que  a partir de dos momentos de la historia ha entrado en lucha consigo misma: uno la Revolución Francesa de 1789 y otro la invasión  de 1945
   
                                                             
, y es que desde entonces los principios fundamentales sobre los que se levantan los principios de su ser están siendo permanentemente socavados.

Los enemigos fundamentales con los que se encuentra Europa uno es el liberalismo que niega lo absoluto de la Verdad, otro el judaísmo que desde su odio a Cristo y a los gentiles nos persiguen sin pausa buscando dominar a todos los no judíos, o goyim como nos llaman, y finalmente el mundialismo que busca acabar con nuestra identidad cultural  y racial para desde un pensamiento de borregos y una mestizaje hacer de Europa un siervo más de ese Nuevo Orden Mundial que pretende colocar a la cabeza de una humanidad sometida a una élite judía.

                                                           
         

jueves, 28 de enero de 2016

Los refugiados, la deuda y la soberanía.


                                                                                         


El gravísimo problema que para Alemania significa la cada vez más abultada  llegada de refugiados-inmigrantes, ya son cerca de un millón y medio, y los problemas de orden público que ha provocado especialmente el contingente musulmán, ha hecho que la Unión Europea se halla planteado  la supresión del Tratado de Schengen que permite la libre circulación entre los países de la Unión Europea. La Unión Europea ha dado un toque de atención a Grecia dado que es por esa nación por la que penetran en Europa la mayor parte de los inmigrantes-refugiados que ahora están causando esta seria problemática.

                                                                       

Grecia tendría que blindar su frontera norte y la correspondiente a sus costas.
En los seis últimos meses Europa, en concreto la Unión Europea, ha tenido dos grandes problemas que han  tenido como protagonistas a Grecia y a Alemania, por un lado el verano pasado nos encontramos problema de la deuda,  problema que casi llevó a que Grecia fuese expulsada del euro por la negativa de Alemania a que se le concediesen más préstamos y por otro se encuentra el problema de la avalancha de inmigrantes-refugiados.






 Ahora Alemania, que sufre las consecuencias de la llegada de más de un millón de “refugiados sirios”, precisa de Grecia para frenar esa llegada masiva.
Y en este momento Alemania ha hecho una propuesta a Grecia caso de que ponga fin a que los refugiados-inmigrantes atraviesen su territorio, evitando así que puedan llegar a Alemania. A cambio de este cierre de fronteras Alemania llevaría a cabo una condonación masiva de la deuda griega, y de forma inmediata proporcionaría al Estado heleno una ayuda financiera para que hiciese frente a la actual crisis por la que atraviesa.

                                                                                                                          

Todo esto pone de manifiesto hasta que punto es Alemania la que de hecho dirige la Unión Europea y como los intereses de los ciudadanos  están al servicio de las finanzas, unas finanzas que pueden permitir que la población griega cayese en la miseria, acabando de paso con la soberanía de un país  obligándolo a ponerse de rodillas ante la troyka y aplicar una política de recortes que la población griega democráticamente había rechazado en referendum.

                                                            

Pero a las autoridades griegas se les puso ante la tesitura de  o plegarse a los mandatos de las élites financieras perdiendo la soberanía o el caos y  la emergencia humanitaria.  
La actual propuesta hecha por Alemania a Grecia deja bien a las aclaras hasta que punto no era imposible  concederle una condonación de la deuda o facilitarle una ayuda económica para poder enfrentar el pago de la deuda.

Pero  quién manda manda y el dinero, que es deuda, es una herramienta de la élite que parece estar por encima del bienestar de las personas  y de la soberanía de los Estados.
                                                         

                                                                    

miércoles, 27 de enero de 2016

El petroleo y la invasión de Europa.


                                                                                 



En la 46ª edición del Foro Económico Mundial (WEF son sus siglas en inglés) que se celebró del 20 al 23 de enero de este 2016 en la estación de esquí suiza de Davos, y al que acudieron 2500  representantes del mundo de los negocios, de la sociedad civil, de la ciencia y de la cultura, entre los que se encontraban 40 jefes de Estado o de gobierno de todo el mundo, el economista y empresario alemán Klaus Schwab ( fundador de este foro)

                                                                  

 vaticinó que el desplome del precio del barril de petróleo dará lugar a una desintegración social y económica de los países del continente  africano y de Oriente Medio, países cuyas  economías dependen en gran medida de los ingresos que obtienen de la venta del petróleo que producen. Señaló que de mantenerse bajo mínimos el precio del barril de crudo cerca de mil millones de personas procedentes de estas zonas emigrarían hacia el hemisferio norte para sobrevivir, a Europa especialmente, debido a su situación geográfica  y por ser vista como  tierra de riquezas y que marca expectativas de apoyo económico y social.

                                                                  


Mark Rutte, presidente del Consejo Europeo advirtió de que esta primavera crecerían  las oleadas de refugiados hacia Europa.

Hay que recordar que el precio del barril de petróleo ha caído por debajo de los 28 dólares por primera vez desde el año 2003. La última ola de ventas deja el crudo con una caída del 19% tan sólo este año (un descenso del 72% respecto al precio de junio de 2014).

Las cuatro causas fundamentales  de este descenso en el precio del barril de crudo son las siguientes:

a.- La desaceleración de la economía china, lo cual significa que necesita mucho menos petróleo  que alimente su industria, etc.
b.- El regreso de Irán como exportador de petróleo debido al levantamiento de las sanciones internacionales. El mercado de petróleo se prepara para que Irán pronto cope el mercado de crudo.

c.- El riesgo de que descienda la fortaleza del dólar estadounidense.

d.- La producción  estadounidense de petróleo  ha aumentado  mucho, llegando en junio a los 9,35 millones de barriles diarios en octubre.

Mientras Europa siga en la inopia sometida al buenismo del Flower Power y no tenga en cuenta las amenazas que se ciernen sobre ella y todos sus habitantes iremos directos al más absoluto de los desastres.

                                                                    

Y dado que una parte nada pequeña de las causas del descenso del precio del barril de petróleo es debidas a decisiones de EEUU:
( levantamiento de sanciones a Irán, descenso de la fortaleza del dólar y aumento de la producción  de US) hemos de suponer que están provocando la presión- invasión migratoria y la perdida de identidad europea. No es aventurado señalar que todo esto forma parte de la estrategia de EEUU para acabar con Europa como competencia a su hegemonía e intentar   colaborar en la implementación del plan Kalergi para implantar el NOM destruyendo la identidad europea, cultural y racial.

Si a esto le sumamos que una de las causas fundamentales, si no la fundamental,  que empuja a gran cantidad de sirios, irakíes e iraníes a venir a Europa está en las guerras que ha patrocinado USA y los grupos yihadistas que ha creado y apoyado nuestra sospecha de la intervención de EEUU no parece errada.

                                                                 

lunes, 25 de enero de 2016

Se acerca la primavera.


                                                                                   
                                                                         

Estamos en enero y pronto llegará la primavera con su buen clima, las olas del Mediterráneo serán más pequeñas y el agua no estará tan fría. Con esto, que puede sonar a algo intrascendente y sin sentido, quiero poner de manifiesto que en sólo unas semanas la marabunta  de refugiados-inmigrantes se va a multiplicar hasta un punto tal que ni siquiera podemos imaginar.
Nuestro continente va a convertirse en una olla a presión en la que una “cultura”, por llamarla de algún modo, derivada del Corán se quiera o no entrará en conflicto violento con nuestra civilización. Y es que no es una cultura-religión distinta a la nuestra sino que es absolutamente opuesta y antitética. Con estos planteamientos la tan cacareada integración es absolutamente imposible, lo más que se puede lograr es una superposición de culturas, la aparición de guetos y territorios  aislados en los que se buscará que rija no la ley del país receptor sino la de los recién llegados. Se producirá un agravamiento de los problemas de orden público y convivencia puesto que la población foránea será  mayor y pasarán a “exigir”, por las buenas o por las malas, el “respeto”, o sea la imposición, de sus tradiciones.
 No podemos pasar por alto que son varios los millones, si contamos tanto a los sirios, afganos, somalíes y subsaharianos, de personas los que están esperando para cruzar el Mediterráneo, hacia Grecia o las costas de Italia y España, saltando la valla de Melilla, cruzando el Mediterráneo ,  atravesando los países del sureste de Europa en busca del “paraíso europeo”.
                                                                     

En esta ocasión nos encontramos con que  el ISIS-Daesh se está haciendo con toda la zona costera de Libia, y que según declaraciones de los jefes de este grupo de yihadistas- terroristas, para desde sus puertos mediterráneos  enviar cientos de miles de musulmanes entre los cuales se contarán miles de yihadistas dispuestos a atentar en nuestra tierra.
                                                             

                                                              
Es preciso que nos preparemos, tanto autoridades como nosotros a nivel particular para hacer frente al peligro que nos amenaza.
Lo primero es que a nivel gubernamental de cada nación y a nivel de la política común de la Unión Europea se mantenga una posición firme que  sirva para defender la integridad de nuestras fronteras, aunque todos sabemos que la Unión Europea es una de las promotoras de esta invasión que tiene como finalidad la destrucción de la identidad cultural, de fe y racial de nuestro continente aplicando punto por punto el plan Kalergi.

                                                                       

Todos hemos de estar perfectamente vacunados contra  las andanadas de sentimentalismo barato que  con imágenes de niños inmigrantes nos van a bombardear. Hemos de tener en cuenta que no se nos ha mostrado ninguna imagen de las víctimas de Berlín, Oslo, etc, etc. Hemos de centrar la atención en la dicotomía ante la que nos encontramos: o defendemos nuestra cultura, identidad y fe o nos sumergiremos en la barbarie.

                                                              

Gracias a Dios aún no controlan internet y de esta manera podemos ver la realidad de lo que está ocurriendo en toda Europa (las violaciones en Suecia y Alemania, la imposición de la Sharía en zonas de Inglaterra, la invasión total en Grecia y en Calais, Francia o los saltos de la valla de Melilla en España y la posterior ocupación por manteros y traficantes de drogas subsahariano de las principales vías de Madrid y Barcelona.
                                                                   



Es fundamental no caer en la esclavitud de lo políticamente correcto, pues nos encontramos ante una situación en la que nuestra inactividad nos empuja a convertirnos en extraños en nuestra propia tierra.

Si luchamos podemos perder, pero si no lo hacemos ya hemos perdido.

                                                                  


viernes, 22 de enero de 2016

El trasfondo de la retirada del salario mínimo por Merkel.



                                                                           
                                                                                   

Los hechos van poco a poco mostrando cuales han sido los verdaderos intereses que han precipitado la actual oleada-invasión que amenaza la identidad europea y por ende a Europa misma.

                                                              
  
                                                         

Aunque desde mi punto de vista la razón económica, movida por la clase empresarial y por las grandes multinacionales  con el apoyo de la élite financiera no pasa de ser un tentáculo más de esa hidra oscura y terrible que es la élite luciferina.
                                                                 

A pesar de ello nos vamos a referir ahora a este interés económico que ha   movido al hipócrita y suicida “welcome refugiados”.

                                                                  



Hoy día 22 de Enero, el CDU de la canciller alemana Angela Merkel ha propuesto modificar la legislación laboral germana para, según ellos, permitir que los refugiados que llegan a Alemania se puedan integrar en la sociedad alemana al lograr acceder al mercado laboral.

                                                           
       
                                                 

Según el CDU, gracias a estos cambios legales a los empleadores no les resultaría tan costoso contratar y de esta manera habrá muchas más contrataciones y la integración será mucho más rápida y sencilla.
Para la Unión Demócrata Cristiana a los primeros empleos no se tendría que aplicar la retribución mínima ahora vigente de 8,5 euros por hora.
 Es decir que  no habría margen inferior mínimo de sueldo  a la hora de que un empleador contratase a un trabajador, se pasaría a una especie de ley de la selva en la que el Estado se  lavaría las manos respecto a la justicia o injusticia de estas transacciones, permitiendo que  fuese la ley de la oferta y la demanda la que ordenase el mercado laboral, dejando de velar por una mínima justicia en la retribución del trabajo del empleado.
La cuestión es muy sencilla, si  la demanda aumenta el salario descenderá, dado que ese puesto de trabajo podrá ser ocupado por otro aspirante que acepte unas condiciones salariales inferiores e incluso injustas. Y si en la legislación laboral no se marca un salario mínimo que asegure una   retribución justa la injusticia está asegurada.


La llamada que hizo la canciller alemana para que acudiesen a su país todos aquellos que escapaban de Siria, y de otros lugares como se ha visto, fue un inmenso regalo para la economía alemana en general y para los grandes empresarios muy en particular. Se estaban dando los pasos para  que Alemania se viese anegada  por un ejército de demandantes de puestos de trabajo que aceptarían cualquier condición laboral y salarial que se les ofreciese.

                                                                   

Pero quedaba aún un problema que solventar, el problema estaba en que la ley de la oferta y la demanda pura y dura no podía aplicarse dado que existe una legislación laboral que obliga  a que  cualquier trabajador reciba un mínimo de 8.5 euros por hora trabajada. Pero aquí está Merkel y su partido para  acabar  con esta protección y de este modo dar luz verde a que los refugiados y asilados  no estén protegidos por la legislación laboral en lo que hace a un salario mínimo, aunque los políticos escondan esta medida tras un supuesto interés por la integración laboral.
Otro engaño es la referencia a  que esta ausencia de salario mínimo sólo afecta al primer empleo, pero el engaño está en que es este empleo primero el que importa a la economía y a los grandes empresarios alemanes, dado que los recién llegados buscan por definición un primer empleo.
Tras todo esto se esconde un intento de minimizar el gasto  de las empresas haciendo más bajos los costes y más competitivos los productos alemanes. De esta manera se buscaría hacer que la hasta ahora “locomotora alemana” tire nuevamente de las economías europeas y evite que esta crisis  valla a más dada la competitividad de los productos asiáticos y de las potencias emergentes.
                                                                   
Pero esto se conseguiría creando una especie de semi-esclavitud de trabajadores sometidos a condiciones y salarios de vergüenza.

Y lo que es peor , por una mejora económica se pondría en serio peligro la identidad europea y su orden público como se ha podido ver en toda Europa.

                                                               


                                                                    

miércoles, 20 de enero de 2016

La multiculturalidad y el juego de la violación (ironía).



                                                                           

La mayoría de los que nos rodean piensan que la llegada de refugiados musulmanes no aporta un enriquecimiento a las costumbres de la sociedad europea cristiana. Se equivocan puesto que gracias a ellos llegan  nuevas costumbres, desconocidos comportamientos y diferentes formas de relación que enriquecen y liberan a  una sociedad como la nuestra que está demasiado atada por preceptos y normas.
 La cortesía y el respeto  son vistos por muchos occidentales “progresistas y avanzados” como cadenas que han sido establecidas para poner freno a esa libertad que surge de la espontaneidad. El respeto a la mujer  la ven como una muestra de condescendencia machista y el amor cortés como el sumun de lo retrógrado.
                                                           
        


Es precisamente ahí donde la aportación de los que nos visitan resulta más útil, es de agradecer que gentes tan abiertas y libres de las represiones nos ayuden a levantar la losa de una educación y unas costumbres que no hacen otra cosa que reprimirnos.  
Una de las últimas y más llamativas aportaciones de nuestros refugiados-inmigrantes de ascendencia musulmana es algo relativamente común en las tierras de las que proceden, es una especie de juego que nuestra reprimida y encorsetada sociedad parece no entender.

Y HASTA AQUÍ LA IRONÍA.
Cuando hablo de esa "aportación" me estoy refiriendo al Taharrush, también conocido como “juego de la violación”. Algo que suele ser relativamente frecuente en las sociedades musulmanas (misóginas, enemigas de la libertad  de la mujer, que las considera tan solo como un ser al servicio exclusivo de los  deseos y necesidades del hombre y que carece de cualquier derecho a que su voluntad sea respetada).
En Occidente no tuvimos noticia de este “juego de la violación” hasta que en el año 2011 una periodista sudraficana de la CBS , Lara Logan, fue rodeada, manoseada y finalmente violada por una multitud de hombres que  comenzaron bailando en torno suyo para después agredirla. Esta periodista cubría la denominada primavera árabe en Egipto y el suceso aconteció en la Plaza Tahir de El Cairo.
                                                              

En la Nochevieja pasada la ciudad de Colonia fue triste testigo de cómo se desataba el frentico Taharrush, siendo  cientos de chicas alemanas agredidas sexualmente mediante tocamientos y al menos siete de ellas fueron violadas. La globalización ha funcionado a la hora de extender esta vergonzoa y vergonzante salvajada.

Este tipo de conducta de agresión sexual contra mujeres es común cuando se dan concentraciones y siempre  que las mujeres no vayan acompañadas por algún hombre, y se da en todos los países del norte de África y de Medio Oriente dada la concepción del Islam respecto a la violación, pues para este la violación no es considerada reprobable si no hay un testigo varón que lo avale.
                                                               
A la gravedad de los hechos referidos hay que sumar como los medios de comunicación y las autoridades trataron de ocultar los hechos y que distinta fue la actuación policial la Nochevieja  de la fuerza que se aplicó para reprimir a los que protestaban contra los sucesos de los que hablamos.

Las declaraciones de la alcaldesa alemana y de la canciller Angela Merkel  fueron tan políticamente correctas que  parecían culpar a las víctimas  al aconsejarlas ir acompañadas y no llevar ropa provocativa.