jueves, 28 de noviembre de 2013

Justicia injusta, victima desamparada.


                                                                             
                                                                 
                                                                                 
                                                                                   
    
         
En nuestras sociedades el Estado tiene el monopolio  del uso de la violencia, y lo tiene pues  se supone que los ciudadanos le han cedido esa exclusividad, y han declinado   ese uso en pos de una convivencia pacífica y ordenada en la que pudiese prevalecer la justicia evitando que pudiera  darse una situación de venganza descontrolada.

                                                             

Todo esto es así, ahora bien,  tal delegación se hace a condición de que como contrapartida el Estado aplique una verdadera justicia, una justicia reparadora y ejemplarizante, una justicia que prevenga el crimen y castigue al criminal.    
          


El problema surge cuando la autoridad y la justicia dejan de sancionar adecuadamente a los autores de horrendos crímenes y los criminales terminan   campando a sus anchas entre los inermes ciudadanos.

Esto viene a cuento dado que en estos momentos se está produciendo con la excarcelación  de terroristas, asesinos y violadores que objetivamente  no  han recibido el castigo merecido. Se da una situación en la que las víctimas y sus familiares ven como los criminales son liberados sin recibir el castigo que merecen por   los crímenes abominables cometidos.

Pero no son sólo los familiares los que se sienten heridos, el resto de los ciudadanos también nos sentimos estafados por una justicia que no es tal y por un Estado que  no cumple con su misión.


                                                       


                                                                                                                        


Probablemente se darán, si continúa esta situación, casos en los que las víctimas o sus familiares se tomen, con toda razón, la justicia por su mano dado que el Estado y el sistema judicial no la aplica. En ese momento la justicia, con minúsculas, si actuará y  castigará  a aquellos que lo único que habrán hecho es aplicar la Justicia que el Estado les  niega.

                             https://www.youtube.com/watch?v=opeZvzMAJHY

sábado, 23 de noviembre de 2013

La ruina de España.



                                                                               

           España tan solo ha sido fiel a si misma cuando ha permanecido unida bajo el paraguas del catolicismo y cuando esa unidad ha sido puesta al servicio de su vocación imperial.  Por el contrario nos  encontramos con el hecho de que siempre que  España ha roto con estos principios ha dejado de ser ella misma para convertirse en un engendro carente de sentido, y es que ya se sabe que la corrupción de lo mejor es la peor corrupción.

                                                           

                                                                     

Desgraciadamente en las últimas décadas, pero de un modo muy especial en estos últimos años, estamos asistiendo  a la generalizada implantación de una mentalidad que  desde el nihilismo rechaza cualquier tipo de afirmación. Se cataloga de engaño toda aseveración religiosa o concepción patria  a la par que desde un planteamiento liberal se menosprecia todo aquello que este por encima de la voluntad del ser humano.
Los bárbaros, considerados en cuanto enemigos de la civilización cristiana, han logrado que  tras los doscientos años de liberalismo transcurridos desde la Revolución Francesa, se hallan afianzado en las  tierras hispanas una serie de planteamientos ideológicos dogmáticos que han venido a sustituir el lugar que anteriormente  ocupaban las verdades de Cristo y su Iglesia amen de la realidad de la Patria.
En la actualidad nos encontramos con unos grados de desbarajuste tal, que sería imposibles de  imaginar hace tan solo unos años. Vemos que todo es puesto en solfa, asistimos a una representación que tiene a nuestra Nación como escenario, una representación en la que vemos como van desapareciendo a pasos agigantados  las columnas  que mantenían en pié el   edificio de España. Desaparecen los conceptos de Dios, de  Verdad y de Patria, y con su caída cae todo aquello que miles de años de civilización han ido conformando. Por un lado vemos como la vida del ser humano, imagen de Dios, ha pasado de ser algo sagrado a ser considerada  algo  al servicio de la producción, del consumo y de la sociedad del bienestar. Algo que puede ser suprimido cuando las circunstancias la hagan molesta como  ocurre en los casos del aborto y de la eutanasia. Por otro lado asistimos a como la libertad ha sido endiosada pasando a ser considerado como fin lo que no es sino un medio. De este equívoco modo de entender la libertad, de este no diferenciar  entre la inexistente libertad moral y la libertad  física, surge el falso dogma moderno de los Derechos humanos que vienen a situar en el hombre  la medida de todas las cosas. Esta concepción antropocentrísta no hace sino negar de modo implícito la realeza de Nuestro Señor Jesucristo.
Esta realeza que en los tiempos  presentes no es reconocida ni siquiera por la doctrina que defiende la actual jerarquía católica. Desde el momento en que no se acepta el reinado social de N.S. Jesucristo resulta imposible que en España se marquen los principios de universalidad (catolicidad), principios estos que permitieron una unidad basada en la fe, en un destino que buscaba la evangelización del mundo y en un imperio que sirviese como instrumento para desde la unidad expandir el evangelio.

                                                  

Desgraciadamente nuestra Nación ya ha dado los primeros pasos hacia la disgregación cuando ha convertido  el edificio patrio en un solar arruinado sin base sólida desde el cual levantar  morada alguna.
 Ahora asistimos a una situación, lógica consecuencia del camino iniciado, en la que tras haber sido abandonados  los pilares básicos de la Nación, se ataca la misma unidad territorial de España promoviendo un sistema, el de las autonomías, que lo único que hace es  dar rienda suelta a los nacionalismos separatistas en lugar de combatirlos. Detrás de términos como el de nacionalidad históricas y del de estado de las autonomías se esconde una fuerza centrífuga  que busca la ruptura de esa casa común que es España. Todo esto se hace para que de que de esas ruinas puedan obtenerse prebendas políticas y económicas. Los que esto hacen se mueven con una visión aldeana basada en una historia falseada, agitando para alcanzar sus espurios fines  banderas sin tradición alguna, a la par que reniegan de la Patria sosteniendo su chiringuito económico-político en el odio a todo lo español.

                                                              
Pero para terminar con España se hace preciso  que los españoles renieguen  de su historia, para lo cual esta ha de ser o  bien ignorada o bien tergiversada, o tal y como actualmente ocurre ambas cosas a la vez. Lo único cierto es que resulta poco menos que imposible que un español que conozca la realidad de su historia no se sienta interpelado por ella al ver la diferencia cualitativa de una historia heroica, universal y  atrayente  y la triste realidad de una España cobarde, aldeana y deprimente. Esta diferencia mueve a los espíritus no suficientemente maleados  a buscar para España un camino distinto  al que actualmente se ha tomado, de aquí viene la necesidad de manipular la verdad histórica.

                                                         


                                                                               
                                                         
                                                           



Para que la otrora sana sociedad española  permitiesen que su Patria se convirtiese en la escombrera que finalmente ha terminado siendo, previamente se hacía necesario adormecer  conciencias, doblegar voluntades y  corromper costumbres, pues tan solo recurriendo a ese mecanismo se  podrían dar pasos en la dirección buscada.  Ha sido en el tan encumbrado periodo denominado transición (al que como muy bien se ha dicho le sobraban las dos consonantes centrales) en el cual, sirviéndose de la excusa de acabar con el régimen de Franco para poder implantar un régimen democrático se puso marcha un plan minuciosamente preparado para que España dejase de ser tal, aplicando los medios necesarios para que los españoles perdiesen cualquier tipo de anticuerpos que les permitiesen enfrentar las acometidas con las que se encontraría nuestra Patria. La mejor forma de anular cualquier tipo de resistencia ha sido y es esa acción reiterada y progresiva  que  poco a poco llevó a que los españoles se fuesen acostumbrando a realidades y acciones que si se hubiesen presentado de modo frontal difícilmente hubiesen sido aceptadas. Un ejemplo muy claro lo podemos ver en el caso de la homosexualidad, que de una repulsa e incluso persecución se ha pasado a un punto en el cual es vista como algo más que lícito, como una libre y saludable opción sexual. De ser un comportamiento privado y mal considerado a pasado a ser  algo público que se presenta en los medios de comunicación e incluso en las calles como una opción más. Del mismo modo, esa paulatina acción de zapa se utiliza como una manera de acabar con la familia, ahora denominada “modelo tradicional de familia”, puesto que la unidad básica de la sociedad considera matrimonio y familia lo que hasta no hace más de veinte años la Psiquiatría consideraba un trastorno.

Otro aspecto que ha sido inoculado e impuesto a la sociedad española  es ese genocidio defendido tanto por la derecha como por la izquierda, que es el aborto. 

                                                         


No podemos pasar por alto en esta visión general de la problemática que predispone a España para  ser anulada, un factor que desde hace apenas una década afecta de modo paulatino pero imparable a la visión española, y por tanto católica, de la vida. Me estoy refiriendo por supuesto a la inmigración musulmana que mueve a que costumbres propias de otra fe lleven  a que se rompa la unidad de pensamiento  y desintegren una cosmovisión occidental y cristiana en un totum revolutum  donde no existen verdades que sean consideradas como ciertas. Sino que colaboren en el indiferentismo desde el relativismo hacia lo propio.

                                                         

 Como hemos podido ver  nos encontramos ante multitud de  factores que han influido, influyen  y se abaten sobre nuestra Nación para  destruirla y hacerla desaparecer , estos factores se imbrican de tal modo que unos se sirven de otros convirtiéndose en elementos que actúan de modo múltiple.


España está dejando de ser  realmente ella, y con esta afirmación no pretendo, ni mucho menos, coincidir con las tesis que defiende la derecha  liberal-conservadora sino señalar que España está olvidando su verdadero ser: católico, tradicional, unitario e imperial.
Y desde luego me opongo también a  la visión que defiende el materialismo ateo del marxismo internacionalista.

                                                                 

martes, 19 de noviembre de 2013

La Ley del menor.



                                                                                 

La Ley Orgánica 5/2000 de 12 de Enero, también conocida como Ley del menor viene a tratar de dar cumplimiento al artículo 19 del Código Penal vigente, el cual fija la mayoría de edad penal en los dieciocho años, y da por sentado que la responsabilidad penal para los menores de la susodicha edad  debe presentar una intervención educativa. 
Esta misma Ley  hace referencia a otro límite mínimo a partir del cual  se inicia la posibilidad de exigir alguna responsabilidad, y que lo fija en los catorce años de edad. Esto es así al dar por sentado que  las infracciones cometidas por los menores de la edad antes apuntada suelen ser irrelevantes y que en los “escasos supuestos” en que puedan producir alarma social, será suficiente darles una respuesta adecuada en los ámbitos  familiar y de asistencia civil, sin necesidad de la intervención del aparato judicial sancionador del Estado.
Por supuesto que lo que subyace en esta ley no es sino la  naturaleza y finalidad de la pena , ya que en la propia exposición de motivos de la Ley que nos ocupa habla  de evitar principios “represivos” y buscar otros principios que “fundamentalmente no pueden ser represivas sino preventivo-especiales...de naturaleza formalmente penal pero materialmente sancionadora-educativa del procedimiento y de las medidas aplicables a los infractores menores de edad”. Todo esto es el lógico desarrollo de la visión constitucional que considera que la finalidad  de la pena  busca de manera exclusiva la reinserción social del que delinque , olvidando y  pasando por alto que la pena tiene otros fines que cumplir para ser efectiva: el fin disuasorio, el reparador y el ejemplarizante. Las penas son como las patas de una mesa que si le falta una se derrumba, en este caso les faltan nada menos que tres.
Pero nos encontramos con que no es este el único, ni siquiera el principal problema que presenta esta Ley, puesto que aunque  en un momento afirma “la Ley tampoco puede olvidar el interés propio del  perjudicado o victima del hecho cometido por el menor”un poco más adelante dice:”respecto a los menores no cabe reconocer  a los particulares el derecho  a constituirse propiamente en parte acusadora con plenitud de derechos y cargas procesales”, con lo cual  la victima pierde derechos reconocidos con respecto a delitos cometidos por personas con mayoría de edad, ya que “se han de adoptar las medidas que protejan  el superior interés del menor”.
Aunque “esta Ley se aplicará para exigir la responsabilidad de las personas mayores de catorce años y menores de dieciocho”, tal y como afirma el punto 2 del artículo 1º: “También se aplicará lo dispuesto en esta Ley para los menores a las personas de dieciocho años y menores de veintiuno en los términos establecidos.....:que el imputado hubiera cometido una falta, o un delito menos grave sin violencia o intimidación...”o que “las circunstancias personales del imputado y su grado de madurez aconsejen la aplicación de la presente Ley”.
Como se puede ver, esta Ley abarca a una mayor parte de los posibles delincuentes.
Si nos paramos a analizar sucintamente las medidas susceptibles de ser impuestas a los menores nuestra extrañeza irá en aumento, estas son las siguientes:
-“Excepcionalmente”, “cuando los delitos revistieran extrema gravedad... el juez habrá de imponer una medida de internamiento de régimen cerrado de uno a cinco años de duración, complementada sucesivamente por otra medida de  libertad vigilada”. En la misma Ley se afirma que se entenderá por supuestos de extrema  gravedad: reincidencia, delitos de terrorismo, así como asesinato u homicidio y agresión sexual.
-Cuando los hechos cometidos sean calificados de falta sólo se podrán imponer medidas de amonestación , permanencia de fin de semana hasta un máximo de cuatro.
-Cuando en la comisión del delito se hubiere empleado violencia o intimidación con grave riesgo para la vida o la integridad física de las víctimas  se le impondrá internamiento de régimen cerrado, que no podrá exceder de dos años. Cuando el menor tuviese menos de dieciséis años.
Es esclarecedor que los hechos delictivos cometidos por menores prescriben a los cinco años cuando se trate de un delito grave sancionado en el Código Penal con pena superior a diez años.
Ruego perdonen este quizá excesivamente pormenorizado resumen de la denominada Ley del Menor, pero considero fundamental conocer  lo insignificante de las penas que sobre el menor que delinque impone esta Ley y lo indefensa que está la sociedad ante cualquier delito cometido por un menor (nos referimos  a personas con  más de  dieciséis  y menos de dieciocho años de edad).
          Pero analicemos ahora de manera un poco detenida  el concepto de minoría de edad. Es fundamental que no confundamos minoría de edad con infancia o con no contar con suficiente desarrollo moral. La adolescencia (que podemos situar entre los 11-12 años y los 15-16) es una convención social, ya que en toda cultura, incluida la nuestra hasta hace unos  200 años, este periodo  no existía, lo único que se reconocía era la transición  de la infancia a la edad adulta, pero con la llegada del siglo pasado se pasa a considerar como un periodo  intermedio cada vez más extenso que cada vez se aparta más del periodo biológico de la pubertad. De esta manera se trata cada vez más al púber y al post-púber como si de un niño se tratase. Aunque en lo social se le considere un adulto, en lo referido a la responsabilidad no pasa de ser un infante.
          Vamos a ver ahora como la ciencia psicológica tiene mucho que decir sobre el análisis que estamos haciendo con respecto a la Ley del Menor.
Los adolescentes son intelectualmente capaces de examinar cuestiones morales a un nivel abstracto que no fue posible en la niñez, es  para esto es muy importante  conocer que Kohlberg (1973) en sus estudios sobre el desarrollo moral queda claramente establecido  que  a partir de aproximadamente los diez años los niños han desarrollado ya lo que el ha dado en denominar nivel convencional en el cual  pueden distinguir ya  lo bueno de lo malo (que es buen chico y que mal chico) y la mentalidad de la ley y el orden. Por primera vez la conducta es juzgada más por la intención que por las consecuencias. Si esto es así, tal y como la moderna psicología afirma  no tiene ningún sentido vaciar de responsabilidad al  adolescente como  si de un niño se tratase, pero hay aún más ,pensemos que tipo de estímulos  estamos ofreciendo  a nuestros adolescentes en formación  con esta Ley, les estamos presentando la idea de que su conducta no tiene consecuencia , ni que existen conductas graves.
Si el chico/a no está aún formado moralmente  estaremos por omisión favoreciendo que se instalen conductas negativas al no encontrar estos consecuencias negativas a sus acciones delictivas y tan solo recibir el refuerzo de haber hecho su voluntad y logrado sus objetivos inmediatos.
Si por el contrario el chico/a tiene formada ya su moralidad de manera negativa tan solo estaremos incluyendo  algo que refuerze su moralidad equivocada y es que  puede continuar actuando así ya que no  existe  ninguna consecuencia negativa que siga a su manera de actuar.
          Por último hay que contar con la problemática para la seguridad de las personas que sufren los delitos y para la sociedad en general, y más aún cuando nos encontramos con gran cantidad de adolescentes inmigrantes que delinquen a sabiendas de que sus delitos no les  provocaran  problema alguno.


Son ya demasiados los casos, todos los tenemos frescos en la memoria, de crímenes llevados a cabo  por menores que no son castigados por la ley y en los que las víctimas o sus familias padecen al ver a los criminales como si nada hubiesen hecho aunque la misma justicia los halla declarado culpables.

                                                                            

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Maltrato y Síndrome de Estocolmo.


                                                                                     

El maltrato a la mujer parece que estuviese  reducido exclusivamente  a aquellas  que por su situación económica dependiesen del marido  o a las que la presencia de hijos  les impidiese  tomar la decisión de separarse.
  Se suele considerar que las mujeres soportan las situaciones de violencia conyugal  debido a carecer de posibilidades para tomar una decisión que le aparte definitivamente del maltratador.
Desgraciadamente las cosas  no son tan sencillas, ya que no son una excepción, ni mucho menos, las mujeres maltratadas que con independencia económica y careciendo de hijos  continúan  conviviendo con su maltratador.
A esta realidad se añade una actitud tan común como difícil de comprender. Actitud que resulta cotidiana para cualquier policía o juez que trate con esta temática. Me estoy refiero a la negativa de muchas mujeres agredidas a presentar denuncia o a que las retiren cuando están  ya en curso o inclusive cuando se está desarrollando  el proceso judicial.
La explicación no es sencilla y no podemos recurrir a tópicos manidos, sino a explicaciones psicológicas que aporten luz a estos comportamientos.
De hecho, acudir al miedo a sufrir posteriores agresiones, al temor a ser apartadas de los hijos o a verse sin recursos económicos no explica esos comportamientos al comprobar que esos comportamientos se dan de igual forma entre mujeres agredidas con muy variadas situaciones económicas, culturales y familiares.

Según algunos estudios psicológicos, la forma de actuar antes referida solamente puede ser entendida considerando que subyace la misma elaboración que se da en al denominado Síndrome de Estocolmo: ese estado psicológico que se da en las personas secuestradas o retenidas en el que el secuestrado termina identificándose, defendiendo e incluso ayudando a quién le ha secuestrado. Tal y como aconteció en el conocido caso del secuestro de Patricia Hearst, la cual fué secuestrada por el Ejercito Simbiotico de Liberación y terminó identificándose tanto con sus captores que llegó a atracar  un bando junto a ellos.

                                                                    

De la misma forma que en el Síndrome de Estocolmo, en el caso de la mujer maltratada se establecen una serie de  vínculos afectivos paradójicos  entre ella y el maltratador. Aparecen en un entorno  traumático en el cual las relaciones de poder están totalmente desequilibradas entre ambos, y la intermitencia entre el comportamiento afectuoso y el comportamiento violento lleva a la víctima a un estado disociativo que le hace estar hipervigilante  para de este modo dar más valor al lado positivo, buscando excusas al comportamiento negativo. De este modo se termina creando finalmente un vínculo de amor-dependencia.

                                                                   



Resulta así que la existencia de un poder superior que se ejerce de forma violenta y  en el que se intercalan actitudes afectivas y de solicitud de perdón  termina por buscar en el otro lo positivo que “tape” la realidad del maltrato y que lleva a buscar la explicación en la propia conducta, infravalorándose y padeciendo un  sentimiento de culpa.

Esta explicación  puede ser válida a la hora de describir algunos de los procesos de cual es el funcionamiento en estos casos, aunque no es en absoluto generalizable a todos  ya que son demasiados los factores que entran en juego. Sobre todo la afectividad y  las expectativas que entorno a esta se tenían para desarrollar una vida en común, unas expectativas que una vez que se rompen esta ruptura precisa de una explicación, y que con los mecanismos psicológicos antes señalados termina encontrándose, equivocadamente, en  la persona objeto del maltrato y no en el sujeto maltratador.

Aunque en la sociedad no sea considerado ni las leyes lo lleguen a tomar en consideración, este mecanismo también aparece en el maltrato contra el hombre, aunque a causa de la diferencia de fuerza muscular  se de de un modo más psicológico que físico.

                                                                    



Dada la actual tendencia a aplicar  la ideología de género se hace preciso señalar que esto se refiere a los casos concretos en que se dan  estos comportamientos de agresión, no a una relación  de enfrentamiento entre géneros en los que el masculino basaría su posición en el maltrato.


viernes, 8 de noviembre de 2013

No todo es fruto del machismo.


                                                                           


Observar la realidad social y su funcionamiento, y pensar como en la actualidad se nos pretende hacer creer, que todo lo social se debe a cuestiones dependientes únicamente de una voluntad más o menos caprichosa, cuando no malintencionada, es algo que si se observa desapasionadamente y a través de la antropología  del ser humano, termina cayendo por su propio peso.

                                                                         


                                                                           
En la época en la que vivimos, se considera una discriminación y una ofensa el papel que durante siglos ha desempeñado el sexo femenino en las sociedades humanas. Este juicio hoy tan generalizado surge al  situar este papel, diferente al del hombre, como secundario y fruto de la imposición masculina. Olvida que cuando se habla de sexos la realidad se basa en la diferencia y a la par en la complementariedad.

                                                                        
  Las realidades biológicas y la necesidad de asegurar la supervivencia de la especie son las que han determinado desde el comienzo de la humanidad una estructuración social concreta y dado lugar a la primera organización del trabajo.

Hasta hace relativamente muy poco tiempo, podemos situar este cambio  hace como mucho 100 años, las circunstancias eran tales que exigían que la mujer se mantuviese en el hogar sin realizar actividades distintas a la reproducción,  el cuidado de la prole y  el mantenimiento de la casa.
Esta afirmación, que tan retrógrada y anticuada puede resultar a nuestros oídos no es sino la plasmación en palabras de algo que se pondrá de manifiesto en las siguientes líneas.
Desde el comienzo de la especie, y hasta no hace mucho, se presentaron unas circunstancias tales que hacían necesarios  un muy elevado número de nacimientos. Esta situación no era otra que una elevadísima mortalidad infantil debida a la insalubridad y a la ausencia de una medicina que combatiese con un mínimo de efectividad las infecciones, enfermedades y accidentes.
La manera de compensar la alta mortalidad infantil no era otra que el nacimiento de muchos más niños, esto a su vez llevaba aparejado que las hembras del grupo estuviesen  la inmensa mayoría de su vida embarazadas.

                                                                        
Hay que aclarar que durante cientos de miles de años, la esperanza de vida humana no llegaba a los 30 años (baste decir que en 1900 estaba en 33,9 años en los hombres y 35,7 en las mujeres, hablamos de España). Esto quiere decir que siendo limitado el periodo fértil en la mujer, y tan baja la esperanza de vida, el tiempo que esta pasaba embarazada ocupaba la practica totalidad del periodo que va desde la menarquia (primera menstruación) hasta la menopausia. Pero esto no es todo, ya que el papel biológico de la mujer no finalizaba  una vez que había dado a luz, sino que después debía amamantar y cuidar  a los recién nacidos hasta que estos  pudiesen alimentarse por sí mismos, de lo que fácilmente se puede deducir que hasta casi el fin de sus días se encontraba bien embarazada o bien dedicada al cuidado de la prole (cuando no en compatibilizando ambas situaciones ).
 No es complicado darse cuenta de que en un entorno natural, la alimentación, la vivienda y la seguridad dependían de una actividad física que los humanos debían realizar  sobre un entorno difícil, y esa actividad requería el desarrollo  de un importante esfuerzo físico  que ocupaba un espacio temporal también elevado.
La situación física que acompaña a la mujer durante el embarazo, así como el tiempo necesario para la alimentación y cuidado de la prole la inhabilitaba para participar en las actividades para la supervivencia grupal. En su caso la mujer no podía simultanear la perpetuación de la especie con la supervivencia del grupo.
          La situación a la primeramente nos hemos referido descrito se ha venido produciendo durante cientos de miles de años, creando de hecho una primera división del trabajo y la institucionalización del llamado "poder masculino". Una situación que se ha mantenido en la historia del ser humano hasta hace como máximo trescientos años. Desde entonces han variado las condiciones higiénicas y sanitarias, lo cual no hacía necesario mantener una tasa de nacimiento tan alta como hasta ese momento, con lo que la mujer dispone de una capacidad muy amplia de tiempo y estado físico para trabajar.

                                                                         

Es más, la posibilidad  de realizar trabajos intelectuales, no dependientes del desarrollo de una actividad meramente muscular amplia más aún la posibilidad de la mujer para integrarse en el mundo laboral.
Pero es también muy importante tener en cuenta que cientos de miles de años de costumbres, de estructuración y de sometimiento a determinadas circunstancias imprimen en el acervo más íntimo de la humanidad una digamos  “memoria de especie” que sobrevive a un cambio situacional que tiene poco más de un par de siglo de antigüedad.

          Las situaciones biológicas y físicas, así como las necesidades para perpetuar la especie determinaron, tanto para hombres como para mujeres una estructura muy concreta.
Ahora bien, habiendo cambiado las situaciones externas que dieron origen a la  citada organización social la organización y costumbres sociales también han de hacerlo, si lo que se busca es superar esas estructuras, lo primero es evitar culpabilizar  al sexo contrario de una situación que como se ha podido ver, surgió de la naturaleza misma de las cosas y no de la voluntad impositiva del sexo masculino.

                                                                      


                                                                       

 Por lo tanto, no se debe por parte de la mujer buscar la igualdad rompiendo con las responsabilidades propias de su realidad biológica o considerando un elemento contra la igualdad el posterior cuidado y educación de la prole, argumentando para ello resarcirse de ” siglos de opresión”.

                                                                       
Y en el caso del hombre, este debe acomodarse a una situación que convierte en anacrónicos roles y funcionamientos lógicos cuando se daban circunstancias que ya no existen. 

                                                                


miércoles, 6 de noviembre de 2013

Chemstrails y low-coast


                                                                                 

Debido  tanto a lo espectacular del fenómeno de los chemstrails, a la ausencia de unas explicaciones que se puedan considerar tales  y al obstinado  silencio oficial, todo lo relacionado con  este fenómeno se ha convertido en terreno abonado  para afirmaciones fantasiosas, teorías conspiranoicas y  mentiras elevadas al rango de dogma.

Pero  todo esto no puede ser excusa para negar un el fenómeno tan real como verificable por cualquier persona con tan solo levantar la vista y mirar al cielo ciertos días. Cuando hablamos del fenómeno Chemstrails  nos referimos a la presencia casi diaria en nuestros cielos, como en los de todos los países occidentales, de líneas blancas que aparecen tras el paso de aviones que vuelan a media o gran altitud. Lo que hace realmente  llamativo y oscuro este fenómeno es el hecho de que no se trata de restos del proceso de condensación del aire caliente que sale de las turbinas de los aviones en vuelo al entrar en contacto con las  bajas temperaturas presentes a las alturas en que los aviones a reacción viajan.

                                                                                   


 Contrariamente a las líneas fruto de la condensación, denominadas “contrails”, los chemstrails muestran un comportamiento absolutamente diferente, por no decir opuesto, al anterior. Mientras que los “contrails” permanecen en el cielo a lo sumo un minuto difuminándose  rápidamente,  nos encontramos con que el comportamiento  de los chemstrails es absolutamente diferente, por no decir opuesto, estos últimos permanecen en el cielo  durante horas, y lejos de desaparecer aumentan de tamaño llegando a ocupar grandes franjas del cielo. Para más inri estos chemstrails  crean en el cielo extraños cruces, celdas y cuadrículas que terminan  por formar una especie de película, a modo de calima, que reduce la cantidad 
de luz que llega a la tierra.

                                                                  


                                                                                 

                                                                



Teorías y supuestas explicaciones hay muchas, y esta entrada no pretende  aportar luz a la incógnita referida a su naturaleza y origen, ni siquiera enumerar las distintas teorías que tratan de hacerlo.
Dado que  todas ellas vienen a referir que  lo que  aparece no es el fruto de la condensación y si de lanzar a la atmósfera desde aviones  diferentes substancias nos vamos a referir a la naturaleza y origen de estas aeronaves, y es que mientras unos afirman que todos los aviones que participan en ese lanzamiento son militares otros hablan de que también  participan aviones pertenecientes a aerolíneas civiles,  aviones estós últimos que por medio del uso de  gasoleo  manipulado con determinados  productos o mediante la utilización de elementos  externos de fumigación estarían  dando lugar a los chemstrails.

Nos vamos a centrar en esta segunda posibilidad, al de las líneas aéreas civiles de pasajeros, y más concretamente a alguna de las denominadas de bajo coste, low-cost.
La compañía aérea británica de bajo coste EasyJet va a ser  el objeto de la presente entrada, y como se podrá ver no nos hemos fijado en esta compañia por azar, sino porque encontramos en ella y en todo lo que la rodea circunstancias y realidades como mínimo sospechosas.

El dueño y fundador de esta aerolínea es Sir Stelios Haji-loannou, el cual recibió en el 2006 de manos la reina Isabel II de Inglaterra,
                                                                   


 la más importante eugenista que junto a otros miembros de la élite  económica, política y regia del planeta mantiene que la población mundial ha de pasar de los 7200.000.000 de habitantes actuales a menos de 1.000.000.000, el título de Sir. Y Stellios recibió tal nombramiento a pesar de que fue  responsabilizado en 1991 de una catástrofe en la que murieron cinco europeos amén de haber causado la mayor catástrofe  medioambiental en el mare nostrum. Este desastre  fue resultado del el vertido  de 50.000 toneladas  de petróleo al mar Mediterráneo.

                                                                     


La aerolínea de bajo coste EasyJet que Stelios fundó el 18 de Octubre de 1998 está domiciliada en la dependencia de la Corona Británica de Jersey, la gratitud y sintonía que la Reina mantiene con el dueño de la aerolínea y la razón de ser de su funcionamiento han de ser totales para recibir  el título de Sir y para pode estar domiciliada en las dependencias de la mismísima Corona Británica. Pero  señalemos  nuevos datos que nos darán que pensar al converger todos ellos en una misma dirección.

                                                                      


Según indica la biografía que el propio Stellos  ha “colgado” en intenet, la idea  de  establecer una compañía aérea de bajo coste  la obtuvo tras un viaje que realizó a EEUU.  La idea la obtuvo tras conocer el funcionamiento de la línea norteamericana low-cost Southwest Airlines,
                                                                 

                                                                 
 la cual tenía un contrato de muy larga duración que le aseguraba combustible a muy bajo precio, gracias a lo cual podía ofrecer unos precios verdaderamente bajos. En este punto hay que tomar en consideración que el combustible que se le facilitaba a la citada compañía no llegaba por los  canales de distribución  habituales y que por tanto pueden ser manipulados.

Eeasyjet  tomó  como  punto de referencia el mismo funcionamiento, tanto en lo referente al suministro de combustible a muy bajo coste como a la venta  de  billetes sin competencia.

EasyJet  tiene una flota, según datos del año 2011 de 183 aeronaves (153 Airbus-319-11, 32 Airbus A-320 200 y2 Boeing737-700), contando realizando 580 rutas por toda Europa y 104 entre Europa y Norte de África.

                                                                   



                                                                      


En España la empresa subcontrata a  FlightCare (Filial de FCC, empresa en cuyo accionariado acaba de entrar el también famoso  eugenista partidario de reducir drásticamente la población mundial Bill Gates, ha invertido 113,5 millones de dólares en acciones, pasando a ser el segundo mayor 
accionista de la empresa.
La tarea de vaciar los tanques de almacenaje de los residuos de los lavabos es uno de los trabajos que son subcontratados, momento este del vaciaje, perdón por el palabro, en el cual resulta posible llenar los depósitos suplementarios, que según algunos  comandantes y mecánicos se encuentran en la mayor parte de los aviones de línea, esta información es conocida gracias al comentario que han  realizado  mediante cartas enviadas de manera confidencial en EEUU.

                                                                   

    


                                                                


Es de interés señalar que el señor Stellos ha constituido una  fundación  denominada Stellios Philanthropic Fundation
                                                               


 dedicada  además de a la cuestión de formación  empresarial al medio ambiente, en este área propugna el estudio del calentamiento global y propugna que sólo desde la Gobernanza Global, (Gobierno Mundial) podrán ser  afrontados los problemas del planeta. Y  participa en una Red de políticas en asociación con el centro de la LSE para el Estudio de la Gobernanza Global.


                                                                    

                                                                                 

                                                                   



Siguiendo con el tema de que aeronaves civiles puedan participar en verter a la atmosfera sustancias a través de los famosos chemstrails hay que señalar que  en la Asociación de Aerolíneas Europeas de Bajo costo  (ELFAA) se incluyen un total de 9 empresas   low-cost, pertenecientes a 6 países.

                                                                   


Estas aerolíneas son las que siguen:

-Bmibaby-------------Reino Unido.
-Easijet----------------Reino Unido.
-Flybe------------------Reino Unido.
Jet2---------------------Reino Unido.
Noweigan-------------Noruega.
-Ryaner-----------------Irlanda.
-Transavia-------------Países Bajos.
Vueling------------------España.
Wiz Air-------------------Hungría.

Vamos a proporcionar datos de  tres  de estas low-cost para que podamos considerar hasta que punto  es grande el nivel de aeronaves y con ello vuelo y líneas a las que nos estamos refiriendo.
Flotas:
.-Vueling (2012).
Un total de 140 aviones.
4 Airbus319-100.
66 Airbus320-200.
20 Airbus320 neo.

.-Flybe
Un total de 67 aviones.
49 Bombardier Desch Q 400.
4 Embraser E-176
14 Embraser E-195.

.-Jet2
Un total de 49 aviones.
31 Boeing 737-300.
7 Boeing 737-800.
11 Boeing737-200.

El número de vuelos  que realizan se acerca a los dos millares y ocupan la totalidad del territorio europeo y parte del del Norte de África.


                                                                      

Citaremos también que la linea aérea que sirvió a Stelios  como  inspiración para crear la suya, Southwest Airlains,  realiza 3300 vuelos diarios  en EEUU, teniendo en la actualidad una flota total de 375 aeronaves de las que 148 son Boeing737-300,21 Boeing737-500,382, Boeing 737-700 y 26 Boeing 737-700.

                                                                      



No es una deducción  excesiva pensar que muchas de las aerolíneas citadas utilizan también  combustible que se le facilita por bajo precio y fuera de los canales de comercialización normalizados (y al que por tanto se le podría  manipular  para expulsar a la atmósfera  determinados agentes, tóxicos-o no).

Se han observado  en numerosas ocasiones  Airbus dejando chorros que permanecían horas en el cielo, así mismo los 737 son los aviones más identificados   realizando tales “fumigaciones", y eso por supuesto por no citar a  los aviones militares que muy fácilmente puede ser facilmente confundidos con algunos  civiles, por ejemplo:
+Los Boeing KC-130 se parecen  a los Boeing 707 y 720
+Los McDonall Douglas KC-10 Extender a los DC-10 30

Estos aviones son originariamente utilizados para repostar en vuelo.


                                                     

   









A partir de todos los datos presentados cada cual puede sacar las conclusiones que considere oportunas.