sábado, 25 de febrero de 2012

Peligro de secesión.

Resulta desalentador asistir a como una proposición de UP y D (Unión Progreso y Democracia)  ha logrado  hacer converger a todos los grupos del Congreso. Esta convergencia se ha producido a la hora de consensuar y aprobar un documento contrario a la proposición que  había presentado el grupo parlamentario de Rosa Diez. Tan sólo solicitaban la legalización de Amaiur.


                                                                 
                                                                
                                                          
Es así que todos los grupos del arco parlamentario, excepción hecha de Up y D, por una vez lograron ponerse de acuerdo en algo: precisamente en la oposición a  una propuesta que hacía  la parlamentaria  de  este pequeño partido político.
Esta proposición no hacía otra cosa que solicitar la ilegalización del grupo independentista y filoterrorista Amaiur


                                                                      
 ya que es una vergüenza que desde  el mismo corazón del Congreso de los Diputados puedan defender sus posiciones secesionistas y  guardar sus silencios cómplices respecto a los cerca de mil muertos que ha dejado en su  caminar la banda asesina ETA.


                                                                          
La suma de todos los grupos del arco parlamentario, excepción hecha de UP y D, se pusieron de acuerdo a la hora de consensuar y posteriormente aprobar un documento con el cual de hecho estaban colaborando sin saberlo con la actual estrategia  desarrollada por la banda terrorista ETA para lograr su  objetivo que no es otro que la independencia de las Vascongadas.


                                                                          

La actuación de los grupos parlamentarios que apoyaron este documento ( PP,PSOE, IU, PNV y Cy U) quedará como un ejemplo de  oprobiosa y sibilina colaboración con la estrategia separatista con tal de mantener y aumentar su cota   de mercado electoral.
Con este documento, sus redactores y aquellos que lo apoyaron por medio de su voto, pusieron sus intereses partidarios y de poder por encima de la unidad nacional.
El documento que todos estos “padres de la Patria” suscribieron sirvió para que se acercase un poco más una situación gravísima en la que se jugará la unidad de la Patria, un camino que será muy complicado  de parar  de un modo no  traumático.

El documento que suscribieron todos esos grupos políticos venía a aceptar, de modo realmente inocente e ignorante, que tras su último comunicado  ETA  ha abandonado de modo definitivo la “lucha armada”, léase terrorismo. Cuando lo único que de hecho hacían los asesinos era abandonar de momento una estrategia (la terrorista) que no le  había dado los  resultados por ellos esperados.
Abandonada esta vía optaron por la via política que consideran puede resultarles suficiente para lograr su objetivo, ya que han comprobado que el camino terrorista no les ha servido.
En su ignorancia culpable los parlamentarios han creído a una banda de asesinos, sin querer darse cuenta de que todas las “treguas” y abandonos de la “lucha armada” no han sido si no mentiras y engaños que formaban parte  de su estrategia independentista.  

Los que han apoyado con su voto el texto aprobado son responsables de haber facilitado la prosecución de ese camino diseñado por los secesionistas y que lleva a la  independencia de las Vascongadas.
Una vez que Amaiur continúe siendo una  formación legal el siguiente paso de los  filoterroristas mal llamados aberzales   será presentarse a las  elecciones  para lograr  la mayoría en el parlamento de la  comunidad autónoma vasca y nombrar a Otegui presidente de esta.
Una vez que el poder  político vasco se encuentre en sus manos harán el mismo movimiento que se realizó en Kosovo, declararan de modo unilateral la independencia desde la amplia mayoría absoluta que tendrán en el parlamento vasco.



                                                                   

Pero en el caso que nos ocupa la  jugada del secesionismo vasco será más sencilla de  la que hubieron de  la que hubieron de hacer los kosovares para independizarse puesto que Vascongadas ya cuenta con una autonomía que  a nivel práctico se acerca mucho a una independencia de facto, aunque no lo sea de iure.


                                                           
El caso español es más grave dado que  además de la señalada autonomía la Constitución vigente habla de “nacionalidades” para referirse a las llamadas  comunidades históricas, entre las que se encuentra la vasca. El que la carta magna vigente utilice un término tan ambiguo que remite directamente al concepto de nación va a resultar muy problemático ya que según la doctrina de las Naciones Unidas toda nación tiene derecho a un estado.
Es así que no serán pocas las naciones extranjeras que reconozcan al autoproclamado estado vasco.

Teniendo en cuenta lo que hasta aquí se ha señalado  queda meridianamente claro que si  la propuesta que presentó UP y D hubiese sido apoyada y Amaiur hubiese sido ilegalizada la estrategia  de los secesionistas hubiese sido cortocircuitada. Seguramente hubiesen vuelto a atentar y a la vía terrrorista, pero este camino lo van a tomar antes o después a menos que  logren  que Vascongadas  se independice de España y la unidad nacional de esta salte hecha añicos.
Al no haberse aprobado la propuesta de  UP y D, los firmantes del documento que fue aprobado han adquirido una terrible responsabilidad que roza  la Traición, y todo por una mera cuestión de cálculo electoral, y es que el PP temía  y teme perder votos propios de los más cercanos a la izquierda y más  sensibilizados por el peligro secesionista, viendo en UP y D un peligroso competidor para esa parte de su electorado.

En el caso del PSOE ocurre algo parecido, pero el temor se refiere a la posibilidad de perder el voto de aquellos de sus votantes más a la derecha y de los más sensibilizados por el peligro de  secesión en Vascongadas. Al igual que en el caso del PP, UP y D es su mayor peligro.

Si se van cumpliendo los pasos del plan secesionista  ETA no volverá  a realizar acciones terroristas, antes de las elecciones vascas por tanto mantendría una  inactividad total puesto que lo contrario podría  hacer que personas que les apoyan electoralmente optasen por  el PNV.

Ahora bien,  ha de quedar muy claro que en caso de que  esta estrategia  política por la que han optado ahora no sirviese para conseguir sus objetivos, regresarían de inmediato al terrorismo.


                                                                 

Ceder ante los asesinatos o ante la amenaza de que estos se lleven a cabo  y permitir que la ruptura de la unidad nacional es algo que ni siquiera se puede tomar en consideración.

Y la problemática la encontraremos los españoles  en no demasiado tiempo, sólo espro que los  responsables de mantener la unidad de España estén a la altura de los acontecimientos y cumplan con su deber y juramentos.


                                                                       
La única forma en que podría frenarse la  estrategia que tienen  organizadas los separatistas para lograr la independencia de las Vascongadas  sería que  el PP y el PSOE     explicasen   sus bases la  necesidad de  votar en las próximas elecciones  vascas al PNV para de esa forma evitar que Amaiur  obtuviese la v victoria y que así no pudiese Otegui ser presidente de la Comunidad  Autónoma, con lo cual no se produciría la unilateral declaración de independencia.


                                                              

jueves, 23 de febrero de 2012

Una propuesta que aplaudir.

El actual ejecutivo del Partido Popular ha propuesto a las entidades financieras una formula para hacer frente a la actual sangría de desahucios  que desde hace unos cuantos años se viene produciendo en España y que está dejando tirados en la calle, sin un techo propio en el que al menos   guarecerse y llevar una vida mínimamente digna, a miles de familias. En el año 2011 el número de desahucios ascendió en nuestro país a un total de 15000, verdaderas tragedias cada una de ellas.


                                                                
Lo que el gobierno propone es que aquellas familias con todos los miembros en paro y que por tanto no puedan hacer frente al pago de la hipoteca de su casa puedan, y que los bancos lo acepten, entregar su piso como pago  de la hipoteca pudiendo  continuar viviendo en ella  al menos dos años. Sería lo que se denomina “dación en pago”.
La idea y la intención del ejecutivo es muy buena y por lo tanto se debe felicitar al ejecutivo popular por  ello.

Ahora bien, a mi modo de entender tan positiva y digna de elogio  medida chocará con la actitud de las entidades  financieras acreedoras, que como todos sabemos  carecen de corazón como han venido  demostrando  todos estos años al dejar en la calle a miles de familias. Su comportamiento y actuación se centra exclusivamente en  incrementar la cuenta de   beneficios. Es por ello que la aplicación de la señalada medida tan solo podrá ser puesta en marcha si se da alguna, o si coinciden varias , de las siguientes medidas o  cuestiones:

1.- Si se obliga a la aplicación de estas medidas  por haber sido legalmente establecido. Cosa esta prácticamente imposible ya que estamos ante cuestiones que afectan a un  contrato privado  y al ascendiente de poder que las entidades financieras tienen sobre los partidos en general.
2.-Si el Estado aporta a la entidad financiera una cantidad de dinero, mediante  unas subvenciones o   similares, que puedan  compensar de algún modo  las pérdidas que la aplicación de tal dación por pago pudiera llevar aparejada.
Hay otra tercera cuestión que podría llevar a que las entidades  financieras acreedoras adoptasen de modo voluntario esta medida, y esta  razón  no sería otra que considerasen que la adopción de lo que se propone le proporcionaría una publicidad tal que  le resultase rentable.

A pesar de todo los inconvenientes , la medida propuesta es digna de ser aplaudida y el gobierno que lo ha planteado felicitado.


                                                              
Del mismo modo es de justicia reseñar  que durante las dos legislaturas en que el PSOE estuvo en el poder no adoptó ni propuso medida alguna, y mucho menos de este calado, para enfrentar el alud de desahucios que se estaban produciendo. Habiendo sido un gobierno de derechas el que finalmente  ha presentado una formula para  hacerle frente, concretamente el ministro de Economía DeGunindos.


                                                                




                                                              


                                                                       

Cual será  el efecto de la propuesta aún no se conoce pero la invitación ya ha sido aceptada  al haberla puesto en funcionamiento la corporación Bankia, esperemos que el ejemplo cunda, aunque sea como efecto de la competencia.


                                                              

Idealismo social frente a aburguesamiento.

       Los sucesos que se han desarrollado y desarrollan en Valencia  y que  lentamente se extienden a otras  localidades de la geografía española no deben ser  presentadas sin un análisis profundo, no pueden ser despachados  con la facilona e injusta  etiqueta de meros atentados contra el orden público dirigidos cpor la extrema izquierda  y llevados a cabo por antisistemas, “perroflautas” y jóvenes manipulados.

                                                                   
Este análisis, además de pueril y  miope pecaría de injusto.
Si lo que realmente pretendemos es entender mínimamente  que es lo que está ocurriendo y no nos conformamos con explicaciones basada en  prejuicios o en titulares sin otra  base que el pensamiento  movido por  una imagen, deberemos de escarbar un poco para comprender que las cosas tienen su razón de ser y que en la mayoría de las ocasiones  resultan tener una lógica que en la mayor parte de las ocasiones se pasa por alto.

Si a la hora de emitir un juicio no tomamos en consideración la realidad en la que se desarrollan los acontecimientos que pretendemos conocer, si no    consideramos la situación global, económica y social especialmente, nunca alcanzaremos a tener un conocimiento que se   acerque mínimamente a la realidad de las cosas.
En este caso, la realidad es que en  nuestro país el desempleo afecta a más de 5000000 de personas y en  1300000 hogares ninguno de sus miembros está empleado con el riesgo de exclusión social que esta situación  lleva aparejada. Nos encontramos con que el desempleo juvenil se acerca peligrosamente al 50% y las perspectivas laborales  para la juventud no son sólo desalentadoras, simplemente no existen.
                                                                 

   
                                                              
Refiriéndonos de nuevo a la situación que se ha producido y se desarrolla  actualmente en tierras valencianas, la situación laboral de un futuro inexistente explica muchas cosas.

Ante este estado de cosas, caer en la simplista explicación de que  todos los movimientos de protesta que se han venido dando: 15 M, indignados y ahora lo que acontece en Valencia son mero activismo de “perroflautas” manipulados y dirigidos por la extrema izquierda no pasa de ser un juicio tristemente simplificador.
                                                            
                                                             

Este juicio  se basa en una realidad, que a este tipo de protestas  tan solo acuden los despectivamente denominados “perroflautas” y miembros de la  extrema izquierda amén de algunos miembros de movimientos antiglobalización. Ahora bien  esta realidad lo único que hace es poner de manifiesto que el interés, o al menos su muestra pública, por los graves problemas sociales lo presentan  exclusivamente estos grupos. El problema no está en que estos actúen si no que el resto sea pasivo.

                                                                
Resulta triste que una época de la vida como es la adolescencia y juventud que debería estar movida por  el inconformismo, por un idealismo activista y por las ganas de cambiar el mundo para mejor se halla reducido en la gran mayoría de los jóvenes actuales a una actitud egoísta  sometida  al consumismo y una superficialidad carente de  toda actitud o pensamiento crítico.

Lo que desde luego no se puede es desde la pasividad criticar a aquellos que  buscan alguna manera de combatir un estado de cosas claramente injusto.

Con respecto a la tan traída y llevada manipulación  por parte de la extrema izquierda de todo este tipo de movilizaciones se derivarían unas conclusiones muy parecidas a las antes señaladas: si la derecha, la izquierda calificada de moderada y la sociedad en general no aporta cauces efectivos  para luchar  por la justicia social  y exigir la  abolición de  los intereses que favorecen y mantienen el status quo actual , los jóvenes  más implicados tomarán caminos que seguramente no aceptará el orden burgués.

                                                                   
Y es que es preciso convenir que  la Justicia Social es un principio indispensable para  una convivencia pacífica y prospera.
Me gustaría finalizar con una frase de Jose Antonio Primo de Rivera:
“Mientras millones de familias españolas vivan miserablemente, no puede ni debe haber paz en España”.

                                                                     

miércoles, 22 de febrero de 2012

¿A que vota quién vota al PP?

Se supone que los votantes de una opción política, en este caso me refiero a los votantes del Partido Popular, deciden   apoyar esa candidatura  con la finalidad de que su voto sirva para que se desarrollen  unas directrices concretas desde el gobierno que  tratan que salga  elegido en las urnas con el apoyo de su papeleta.
Hora bien, ¿corresponde lo que dicen apoyar los votantes del PP, lo que supuestamente marca su pensamiento,  con aquello que finalmente el partido dibuja con su acción de gobierno?.

Realmente la cuestión principal es más de fondo. Durante la campaña electoral se desarrolla una lucha entre partidos, una lucha que como su nombre indica no hace otra cosa que “partir” a la sociedad en grupos asociados  en falsos posicionamientos ideológicos que no se basan en la realidad de las cosas si no en una interpretación interesada  y falaz del entorno humano y social.
El Partido Popular ha basado su campaña electoral no tanto en la oferta de  unos principios y propuestas en consonancia con estos cuanto en primar la diferencia para de este modo atraer a los votantes.

Es decir se ha  movilizado más el “contra esto” y el “contra aquello”, el “ abajo”  o el “fuera” que el “arriba” o la afirmación.

A pesar de que el funcionamiento de la pasada campaña electoral en los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE,  ha sido el  de la confrontación y  crítica propio de un sistema bipartidista movido más por el bisceralismo ideológico partidista  que por la  reflexión,  la aportación de ideas y la discusión de estas, a pesar de esto digo voy a centrarme ahora  en las ideas que subyacen en una  parte  importante, no me atrevo a decir que mayoritaria, del electorado popular.

-Se suelen calificar  así mismos como  cristianos, como demócratas, preocupados por la problemática de la unidad nacional, el terrorismo y el aborto.
-Defienden una estructura económica capitalista basada en la  economía de mercado y en un mínimo intervencionismo estatal.
-Se afirman como de derechas y como conservadores.

Este planeamiento al que se acaba de hacer referencia no  pasa de ser un magma indefinido y confuso puesto que todo ello se basa en  la idea del liberalismo y la partitocracia, y desde tales supuestos toda afirmación es imposible ya que lo relativo es que subyace tras de esto, ninguna afirmación es válida con tales presupuestos.
Pero como ya indicamos  más arriba  la principal  llamada para  atraer el voto de los potenciales votantes populares no ha sido  otra que el  recurso al “voto útil” para frenar, supuestamente, que el PSOE siguiese en el poder y pudiese continuar con su obra  política de  ingeniería socio-política.
Dentro de esta estrategia  se encontraba el recurso a temas  como el aborto, el “matrimonio” entre personas del mismo sexo, la asignatura de ecuación para la ciudadanía, el pacto y cesión ante los nacionalistas, etc.
Al PP no le ha costado nada incumplir su "gran" lucha antinacionalista con tal de asegurarse un rédito electoral en Cataluña pactando con los separatistas de C y U.

                                                                                     
Como ha podido verse en estos aún escasos días, pero que han sido  esclarecedores a la hora de mostrar cual es el verdadero camino del Partido Popular respecto a lo que había señalado durante la campaña electoral,  los supuestos principios rectores que movían el enfrentamiento con el PSOE no eran tales.


Al carecer de  concepciones claramente establecidas  respecto  cuestiones religiosas, políticas, económicas o de orden nacional, cosa que quedó bien clara a lo largo de su campaña electoral, que se centró  casi exclusivamente en  lo económico y en  oponerse a la política socialista para promover el voto útil, no es de extrañar que las medidas tomadas en estas primeras semanas de gobierno hallan sido absolutamente distintas a lo que  la inmensa mayoría de sus votantes  habían apoyado y esperaban.


                                                                     
Y es que esa  frontal diferenciación con respecto a la política desarrollada por el partido socialista se ha quedado en mera palabrería.

Me pregunto si los que votaron al PP, lo hubiesen hecho si en su momento hubiesen sabido que su apoyo al partido popular  serviría para mantener la ley del aborto que desarrollaron los socialistas, si  recurriendo a la escusa de que no actuarían hasta que  el Tribunal Constitucional dictase sentencia, mantendría la  ley del “matrimonio” entre personas del mismo sexo, si la alcaldesa de Madrid Sra. Ana Botella hubiese permitido la exposición de una obra blasfema en un espacio municipal, si la primera medida sería contraria a lo dicho durante la campaña, es decir subir los impuestos, si  hubiesen sabido que  una parte de los dirigentes del partido popular encabezados por la delegada del gobierno en Madrid querían  retirar la palabra cristiana del término democracia-cristiana como una de las notas definitorias del PP, o si verían bien  los nombramientos de  una subsecretaria de Estado  socialista que atacó a los votantes populares y el de un director general de una empresa de construcción de misiles como ministro de defensa.

Me pregunto que  votan realmente los que votaron al PP, al “voto
útil”, desde mi punto de vista lo que todo esto pone de manifiesto no es que funcione un bipartidismo, si no que  lo que existe es una dictadura de lo políticamente correcto.


                                                                
Votar al PP o votar al PSOE viene a ser lo mismo, aunque se presenten como  opciones distintas son patas de un mismo banco que es el sistema que nos gobierna y les gobierna.
                                                                 
                                                            

lunes, 20 de febrero de 2012

Protestas de sindicatos de clase.

Desde que  se hizo pública la tan anunciada reforma laboral, las organizaciones sindicales están promoviendo toda una serie de  movilizaciones, que según han  señalado ellas mismas, no son sino un  “precalentamiento” para una movilización general que terminará con la realización de una gran huelga general  que paralizaría la nación.


                                                              

Pues bien, en medio de una crisis económica como la que actualmente  golpea España: Una situación que ha llevado  al paro a más de cinco millones de trabajadores, que  hace que en alrededor de 1300000  hogares españoles todos sus miembros estén desempleados , con la consiguiente carencia de ingresos que ello lleva aparejado. Una situación que ha llevado a que   los comedores sociales, centros de beneficencia y  organizaciones caritativas estén a pleno rendimiento cuando no se   ven superadas por el cada vez mayor número de personas que precisan de ayuda para poder sobrevivir , resulta poco menos que inmoral que en esta situación levanten su voz contra una reforma laboral (a todas luces injusta y criticable por tanto) cuando  mientras duró la  anterior legislatura  no movieron una pestaña mientras que la gestión realizada de la crisis  por el gobierno socialista daba lugar a un aumento sin parangón del número de desempleados.


                                                            

Pero no  acaba ahí la cosa, los sindicatos de clase, que realmente no pasan de ser meras  correas de transmisión de  los partidos políticos de izquierda (leasé  UGT del PSOE y CCOO del PCE-IU), carecen de  ascendiente moral alguno, más bien todo  lo contrario, que les permita criticar por injustas ( que lo son) la medidas que la actual reforma laboral ha puesto en marcha.
Y carecen de tal ascendiente moral para realizar critica alguna puesto que  reciben unas jugosas subvenciones  para costear su funcionamiento interno y actividades externas que son retraídas de los presupuesto generales del Estado y por tanto  no pueden ser dedicados a aquellos que más lo precisan, a saber los  desempleados. Esto ocurre en contra de la más estricta lógica, que sería que los sindicatos se autofinanciasen mediante  las cuotas de sus militantes.
Durante el año 2010, los sindicatos  recibieron un total de 206 millones de euros, es decir el equivalente a 26500 pensiones.
                                                             


                                                              
Pero no acaba ahí la cosa, nos encontramos con otra  flagrante  injusticia que deriva de la existencia de la figura del liberado sindical. Personas que no trabajan  pero cobran como si ocupasen un puesto laboral y llevasen a cabo un trabajo. En definitiva, mientras que millones de trabajadores  buscan trabajo para poder comer  y pagar la hipoteca, unos miles cobran sin  realizar trabajo alguno.
En España hay 57000 de estos liberados que cuestan a las empresas más de 160000 millones de euros anuales a las empresas,  buena forma de combatir la crisis.


                                                             

viernes, 17 de febrero de 2012

Los productos agrarios y el Parlamento Europeo.

                                                                               


         Que bueno es tener  un Parlamento como el Europeo que vela por nosotros. Que seguridad da que ese gran grupo de hombres y mujeres se preocupen de España y de los españoles, que miren por nuestros intereses y que de un modo tan altruista nos dediquen su tiempo. Por supuesto esto es una ironía, por si alguien no se había dado cuenta.
Lo que resulta una pena es que sean tan ineptos, cuando no malintencionados. ¿Cómo si no puede entenderse que por un lado se exija que nuestro país recorte de un modo radical en el presupuesto, en el gasto y que combata el desempleo mediante draconianas reformas laborales mientras que por otro toma medidas como  la que han adoptado de abrir las puertas  de Europa sin restricción alguna a los productos agrícolas procedentes de Marruecos .


                                                                                   

                                                                                    
Hablan mucho de la necesidad de adoptar medidas económicas y laborales para combatir la deuda y afrontar el desempleo a la par que  se golpea sin misericordia al sector agrícola de nuestra economía. Las asociaciones agrícolas españolas han cifrado en 400000 los empleos que perderá el agro español a causa de  esa entrada sin restricción alguna de los productos marroquíes, ¿para que nos sirve pues ese parlamento?.
Parlamento Europeo compuesto de  750 diputados  remunerados con sueldos elevadísimos (7666 €  más  otros 4299 € en dietas), de los cuales Alemania, Francia y Reino Unido aportan  nada menos que 242.
¿Cómo puede explicarse que los que supuestamente velan  por los intereses de los países que conforman la Unión Europea adopten medidas que los agreden fuertemente?, ¿Qué esos mismos que exigen a esos países la adopción de fuertes medidas económicas y kaborales les  causen problemas que van a redundar en que su ya elevada tasa de desempleo aumente drásticamente?.

Aunque pudiera parecer que todo esto no tenga explicación posible, la tiene, aunque  tales explicaciones lejos de tranquilizar sosegar a los afectados los enervaría aún más, caso de que fuesen conocidas claro está.

En primer lugar hay que señalar que la problemática de  la mayor parte de los países que representan los parlamentarios es muy distinta a la que  afecta a países como España.
Mientras que para  el eje Franco-Alemán y para los países del norte de Europa la deuda es el problema a solucionar, España lo encuentra en la altísima tasa de desempleo.

                                                                                 
De este modo  medidas que favorezcan el comercio y el consumo como pueda ser la entada de productos marroquíes a ellos les puede ser útil mientras que  para nuestro país  resulta  una medida  muy negativa.
Pero seguramente de igual modo influyen, y de un modo determinante, factores geoestratégicos que buscan  una estabilidad en el país norteafricano a la par que unas excelentes  relaciones con el país alauí.

                                                                                             

Todo esto nos son si no consecuencias de la perdida de soberanía de España al haberla cedido a la Unión Europea una vez que ha pasado a formar parte de esta.

Los agricultores españoles no han de esperar ningún tipo  de protección por parte del Parlamento Europeo, más bien todo lo contrario, pues sus intereses no solamente son distintos a los suyos si no que  en gran medida opuestos.

                                                                                        

domingo, 12 de febrero de 2012

Servilismo. antinacional

            La política internacional de un país ha de moverse por los intereses propios, pero considerando que para una nación esos intereses no se mueven exclusivamente por motivos económicos, ni siquiera exclusivamente territoriales, la dignidad de su propia independencia también es un interés a tomar en consideración


                                                                                     
Es necesario que la nación disponga de los elementos necesarios que le permitan pasar por encima tanto del aislamiento, como del servilismo frente al resto de la comunidad internacional.
Por supuesto que para poder estar en una posición de autonomía  habrá de estar dotado de unas fuerzas armadas suficientes para defenderse sin tener que recurrir a otras, ni verse obligada a someterse a las políticas de aquellos que por razón de su debilidad necesite.

                                                                  
En España, por desgracia, convergen  dos corrientes que resultan contradictorias, por un lado no se quiere dotar a nuestros ejércitos  del material, humano y material, necesario para la independencia frente a otros, mientras que por otro lado está generalizada la idea de querer mantenerse al margen de cualquier alianza con la potencia que en la actualidad goza del poderío militar.
Desgraciadamente esto ocurre porque lo que no preocupa, ni interesa a la inmensa mayoría de los españoles es la integridad territorial de la nación, y si no interesa esto, todas las demás afirmaciones que se hacen  están exclusivamente determinadas por cuestiones ideológicas.
En la triste política actual, la realidad oscila entre el servilismo para con el gigante yanky y la indignidad para con los vecinos moros. En el primero de los casos lo que se trata de conseguir es el apoyo  militar de estos, aunque el precio sea plegarse  a acciones claramente ilegales y ausentes de dignidad. En el segundo se trata de lograr el apaciguamiento  por el sur recurriendo a la política de la avestruz, cerrar los ojos ante la peligrosa realidad que tenemos en Marruecos, pensando que al ceder  en todo (léase la cuestión del Sahara y en la no exigencia de un control de la inmigración ilegal) los potenciales enemigos que amenazan nuestra integridad territorial y hacen peligrar nuestra  la paz social  cesarán en sus actitud.

                                                                       
En realidad el resultado de ambas políticas es contrario alo que se busca, ya que en ambos casos se muestra una carencia de iniciativa propia y la existencia de una dependencia tal que empuja  al otro a servirse con más fuerza de la pequeñez militar y del servilismo que pone de manifiesto.
Ambas posturas derivan de la misma posición, no se entiende que España es una realidad que debe ser defendida desde ella misma, sin tener que recurrir a actitudes distintas a las que por historia y por realidad le son propias.

                                                                                

La vuelta de los vencidos

           
                                                                   


Por la estepa solitaria, cual fantasmas  vagorosos,
abatidos, vacilantes, cabizbajos, andrajosos,
se encaminan los vencidos a su hogar;

Y al mirar la antigua torre de la ermita de su aldea,
a la luz opalescente que los cielos alborea,
van el paso retardando, temerosos de llegar.

            Son los hijos, la esperanza de esta raza poderosa
que, los campos fecundaron con su sangre valerosa,
arrastra siempre el triunfo amarrado a su corcel.

            Son los mismos que partieron entre vivas y clamores,
Son los mismos que exclamaron: ¡¡Volveremos vencedores!!...
Son los mismos que juraban al contrario derrotar;

Son los mismos, son los mismos sus caballos sudorosos,
son los potros impacientes que  piazaban ardorosos
de los parches y clarines del estruendo militar.

Han sufrido estos soldados los horrores de la guerra,
el alba en la llanura y las nieves en la sierra,
el ardor del rojo día de las noches de traición;

            el combate sanguinario, el disparo, la lanzada
-el acero congelado y la bala caldeada-
y el empuje del caballo y el aliento del cañón,

pero más que estos dolores sienten hoy su triste suerte,
y recuerdan envidiosos el destino del que muerte
encontró en tierras lejanas, es mejor, mejor morir

            que volver a los hogares con las frentes abatidas,
sin espada, sin banderas. Y ocultando las heridas,
las heridas que en la espalda recibieron al huir.

                                                    Luis de Oteyza.






                                            



                                                     
                                                                       



                                                                       

sábado, 11 de febrero de 2012

salir del euro y de la UE

España se encuentra sometida a una situación que le impide tomar medidas de forma autónoma, y esto es así dado que  ha perdido la soberanía en todos los terrenos.
Aunque este  juicio pueda parecer una afirmación tremendista movida por un pensamiento negativista no es así, y en las  siguientes líneas paso a argumentar  tal aseveración, la causa de tal pérdida de soberanía y las consiguientes medidas para recuperarla.

                                                             

Al pertenecer a la Unión Europea, las directrices que esta marque son de obligatorio cumplimiento, aunque se afirme lo será tan que sólo  esta sea traspuestas a la legislación propia. No dejan de ser por ello  de obligado cumplimiento en tanto que de modo obligatorio  han de ser traspuesta a la legislación nacional.


De este modo la independencia legislativa, incluido todo lo derivado de las normas legales, dejan de ser algo soberano al no ser nosotros ni nuestros legisladores quiénes  deciden. ´

                                                                  
En lo económico la economía nacional deja de ser algo propio pasando a estar sometida a las normas y ordenes que procedan de Europa, Es así que desde la UE se indican cuales pueden ser las cuotas máximas  de elementos agrícolas, ganaderos o de pesca  que pueden producir.Del mismo nuestra nación carece  de autonomía  para subvencionar o ayudar económicamente a  sectores  determinados que pudieran necesitarlo.
La política exterior nacional se ve absolutamente mediatizada, por no decir anulada por la que desarrolla la Unión Europea.
Considérese si no cuestiones como la negociación con  Marruecos de la pesca en aguas que España no considera pertenecientes al reino alauí, o como de facto se reconoce la soberanía de Inglaterra sobre ese trozo del territorio español que es el peñón de Gibraltar, ya que participamos en una misma comunidad política con una potencia que nos ocupa militarmente.

                                                                    

Una situación que acaba por dar  el tiro de gracia a nuestra independencia como Estado es la pertenencia a la eurozona al haber prescindido de una moneda nacional propia y haber tomado como tal una moneda trasnacional europea, el euro.

                                                                  
Esta opción por el euro nos lleva a profundizar  aún más en la pérdida de soberanía, ya que nos hemos desprendido de la posibilidad de tomar medidas  económicas que pensemos puedan  servir para evolucionar económicamente de modo satisfactorio o para enfrentar situaciones de crisis como la actual.
Medidas como  la depreciación de la moneda dejan de estar en nuestras manos para pasar a manos del BCE (Banco Central Europeo), o sea a manos del eje Franco-alemán.  Nos encontramos con que  la problemática con las que se encuentran países como Francia o Alemanía es muy distinta a la que padecemos los países del sur.
Mientras los países centroeuropeos  tienen en la deuda su problemática y por tanto en ello se centran, España encuentra en el desempleo  su mayor problema. Como es lógico cuando los problemas son distintos las soluciones también lo son, y si la política  es general  las soluciones irán dirigidas a enfrentar los problemas de aquellos que de hecho dirigen la institución monetaria europea, o sea  Francia y Alemania alternativamente.

                                                                      

El ejemplo más claro de pérdida de soberanía de los estados, ahora verdaderas colonias, es lo que acontece en Grecia.

                                                                
La Unión Europea (U.E.) niega de hecho la soberanía del país heleno  al exigirle  la aplicación de una serie de medidas laborales, sociales y de control económico para poder ser “rescatado” es decir intervenido-ocupado por las altas finanzas internacionales: los llamados mercados que no son si no grupos de presión 
especulativos.

                                                                 
En estos momentos de crisis,  los dirigentes de la Unión Europea han puesto las cartas boca arriba al señalar la posibilidad, que por otro lado ha sido siempre su objetivo, de que se cree una Europa de dos velocidades: una primera división digamos constituida por Francia, Alemania y los países centroeuropeos y nórdicos y otra segunda división que la compondrían los países sureños, entre ellos España, a modo de colonias al servicio de los otros.

Al habernos incorporado al Euro no hemos hecho si no someternos a la tiranía de los mercados a los que antes nos referimos, y desde la Unión Europea nos ponemos a los piés de los caballos de aquellos que pretenden  ser los dueños económicos de Europa.

Hemos de potenciar una Europa de las Patrias  que reconozca y  respete sus soberanías y no  una Unión mercantilista dominada por los países centroeuropeos y los poderes financieros.

Si España quiere remontar el vuelo, siquiera mínimamente, enfrentar la actual crisis y recuperar su soberanía ha de abandonar la Unión Europea y recuperar la peseta como moneda nacional liberándose de la dictadura que ejerce el BCE a través del euro.