martes, 4 de julio de 2017

El PP en la marcha del "orgullo" .



                                                                                           



Quien no se dé cuenta de lo que realmente es el Partido Popular y qué es lo que se encuentra en lo más profundo de su ADN ideológico es porque no quiere verlo y porque voluntariamente cierra los ojos para no apercibirse de cuál es la realidad y de ese modo poder continuar votándole.  Para esta gente todo vale antes que dejar de votar a la derecha, de no votar o de acercarse a los grupos patrióticos.

Después de hechos tan claros y clamorosos como no haber utilizado la mayoría absoluta de la que durante años han dispuesto para haber anulado leyes como la del aborto, la de memoria histórica o la del “matrimonio” entre personas del mismo sexo no haría falta añadir nada más, pero los líderes del PP no dejan de darnos más y más razones para oponernos a su política y verlos como lo que son, enemigos de España y de la civilización occidental y cristiana.

Ciertamente estos liberales partitocráticos que se oponen a la tradición, a la patria y al cristianismo no dejan de aportarnos muestras de lo que realmente son.



La última muestra de que su planteamiento ideológico se sitúa en un liberalismo sometido a lo políticamente correcto, la han mostrado con toda claridad este fin de semana del orgullo (¿?) gay.

Al desfile-cabalgata que defiende la perversión con un mal gusto clarísimo, mostrando su apoyo al “matrimonio” homosexual, exigiendo que esos “matrimonios” puedan adoptar y que año tras año ataca, ridiculiza y veja a la Iglesia católica y sus símbolos más sagrados, ha acudido este año  una notoria representación del Partido Popular. 

                                                                   




El sábado pasado, en esta marcha que tanto por la asistencia de autoridades como por el apoyo económico oficial  recibido se había convertido en algo prácticamente oficial, participaron representantes de los cuatro grandes partidos y de las dos organizaciones sindicales. Sumándose también este año representantes populares.

La Vicesecretaria de Estudios del PP, Andrea Levy, para explicar la presencia de su partido en este evento señaló que era la primera vez que su partido había sido invitado, diciendo textualmente: “Es el primer año que se invita al PP, por esa razón asistimos y porque creemos y profundamente en la igualdad de   derecho, igualdad de oportunidades, en la diversidad y en proteger al colectivo "LGTBI”.
                                                                  

Asistiendo también por el PP el vicesecretario de Política Social Javier Maroto, “casado” con su compañero en el 2015 y a cuya ceremonia nupcial homosexual asistieron la práctica totalidad del gobierno y el presidente del PP de Guipúzcoa Borja Semper.

                                                                 




La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se sumó a la concentración en la Plaza de Colón señalando que se trataba de un “acontecimiento histórico y que   quería estar apoyando la causa LGTBI que es la causa de la libertad”.

                                                                     


                                                                 


En la cabecera de la manifestación del orgullo (¿?) los representantes del PP coincidieron, para apoyar eso a lo que tanto se habían opuesto cuando les convino electoralmente, con los líderes de Ciudadanos y de Podemos.

                                                               




Lo que quiero poner de manifiesto en esta entrada es que el PP, al igual que el resto de partidos del arco parlamentario, se mueve dentro de la atonía moral de un liberalismo que desprecia, a los hechos me remito, la moral, la Iglesia y a la unidad de España.



Que aquellos que continúen votando o colaborando con el Partido Popular tengan bien claro  que están  sirviendo a los enemigos de Dios y de la patria.

domingo, 2 de julio de 2017

Turismo de borrachera vs. honor de España.



                                                                                             


Viendo en televisión imágenes de los incidentes  de los vergonzosos comportamientos de muchos turistas ingleses en Mallorca me escandalicé, busqué en Youtube anuncios que algunos turoperadores utilizaban para promocionar los viajes low cost del todo incluido. En estos anuncios que promociona el turismo de borrachera, desenfreno y sexo sin límites, se promete un desmadre que esos jóvenes no podrían llevar a cabo en el Reino  Unido, y en ellos se nos presenta a los españoles como gentes incultas y pobres que aguantamos cualquier cosa en nuestras calles con tal de conseguir un poco de su sucio dinero.

 Hay una imagen que se me ha quedado grabada a fuego. En ella tres chicas turistas inglesas entran en un establecimiento y compran una caja de frutas para después tirarla en un contenedor, la siguiente imagen es la de un pobre comiendo de la basura de ese contenedor en el que ellas acababan de tirarla fruta.

                                                          



 La secuencia está claramente manipulada puesto que la han preparado como si se tratase de una sucesión de acontecimientos cuando se trata de imágenes procedentes de momentos y lugares distintos.  Pero lo importante es el hecho de que se trata de transmitir el mensaje de que los españoles vivimos en la pobreza y que la limosna que nos dejan con su turismo de borrachera nos salva la vida y que por ello  les permitimos hacer lo que quieran.



Se vende a España como un lupanar de borrachera continua y orgías sin fin, y a los españoles como seres inferiores que forman parte de un paisaje que existe para que ellos abusen, agredan y se emborrachen.

                                                                      

Y en parte tienen razón puesto que las autoridades permiten sus escandalosos y delictivos comportamientos con la escusa de mantener abierto el grifo del turismo, es decir que nos vendemos como meretrices.

Pero desgraciadamente, aunque la mayoría de españoles piensen lo contrario, esto no es algo exclusivo de Magaluf y de las islas baleares ya que es lo que este tipo de turismo británico se esta generalizando por muchas otras zonas de las costas españolas de Levante y Andalucía.

 Realmente como español me siento herido por el hecho de que nuestras autoridades permitan este tipo de turismo, inglés en su práctica totalidad, que ataca la tranquilidad y el orden y sobre todo acaba con el honor de España. Estamos hablando de un turismo que nos ningunea y que hace de nuestras calles y playas verdaderas comunas de borrachos y degenerados que ejercen una violencia gratuita y que consideran nuestra patria como un lupanar habitado por gentes incultas y pobres que carecen de dignidad. Ven nuestro país con un basurero que los mueve a realizar todos esos comportamientos que en sus calles siquiera imaginan poder realizar en la pérfida Albión.



Como español no sólo pido, sino que exijo, a las autoridades de mi país que pongan fin a este verdadero insulto a España y a los españoles.

 No se entiende que al mismo tiempo que se permite todo esto se hable y se invierta una importante cantidad de dinero público en lo que se ha dado en llamar la marca España, una campaña que supuestamente trata de elevar la imagen de nuestra patria en el exterior, mientras que se permite que España de esta imagen de basura.

Muchos dirán que es el precio que hay que pagar para mantener el turismo y los ingresos que este deja a la economía nacional, pero esta “razón” no pasa de ser una falacia, ya que el turismo que nos visita y que deja dinero es el de los turistas que buscan tranquilidad y que ocupan nuestros hoteles para visitar nuestras playas y ciudades.

                                                                                           



El turismo de borrachera y desenfreno se convierte en un elemento que hace que el turismo pacífico, de sol y playa y el familiar deje de acudir a nuestro país dado que no quiere sufrir a los vándalos arriba citados.

Por otro lado, el dinero que dejan esos salvajes   británicos es escaso dado que vienen con un   todo incluido por muy poco dinero que pagan a sus turoperadores británicos.

Pero muy por encima de la cuestión económica se encuentra el honor de nuestra patria y la tranquilidad de los españoles, los cuales son pisoteados por estos turistas borrachos hijos de la gran Bretaña.



Turismo si, pero respetuoso y civilizado, y que nunca se impongan los intereses de cuatro mafiosos de discoteca al dignidad de España.

Ni que pongamos el honor de la patria  por debajo de los intereses del dinero que puedan traer cuatro niñatos borrachos.

                                                                 

jueves, 29 de junio de 2017

Las primeras elecciones y la Constitución





                                                                                   


Ahora que tan en boga está hablar de le Constitución del 78 y de las primeras elecciones que la hicieron posible  creo que es momento de aclarar algunas cosas que muestran hasta que punto no todo fue como se nos pretende hacer creer y que ponen de manifiesto su ilegalidad.

Dentro de la traición y mentira que fue la tan alabada transición nos encontramos con que la Constitución aprobada  en 1978 fue fruto de un gran engaño, de una mentira que conculcaba toda legalidad, y es que fue  elaborada y aprobada por personas que se abrogaron  unas potestades de las que carecían, puesto que una Constitución tan solo puede ser redactada y aprobada por aquellos que hayan sido elegidos para tal menester mediante elecciones mediante una elección a Cortes constituyentes, y no sólo generales. Los miembros de las Cortes que “dieron a luz” la referida Constitución del 78 no estaban facultados para ello puesto que fueron elegidos mediante unas elecciones generales a Cortes y no a través de unas elecciones a Cortes constituyentes, que les habrían facultado para ese menester.
Y para que no quede la menor duda de la veracidad de lo que afirmo ahora se reproduce el texto íntegro de la convocatoria de las elecciones que dieron lugar a los miembros de las Cortes que redactaron y aprobaron la Constitución del 78.

                                                                 




Real Decreto 679/1977 de 4 de abril por el que se convocan elecciones GENERALES a las Cortes españolas.

"Acordada por las Cortes Españolas la Ley de Reforma Política en su sesión plenaria de 18 de noviembre de1976, sometido su texto a referéndum el 15 de diciembre del mismo año, promulgada en 4 de 1977, y publicado el Real Decreto Ley 20/1977 de 18 de marzo sobre normas electorales para regular las elecciones al Congreso de Diputados y al Senado que han de constituir las Cortes Españolas en cumplimiento en cuanto se dispone en el artículo 28 del citado Real Decreto-Ley.

En su virtud a propuesta del Presidente del Gobierno y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 15 de abril de 1977 dispongo:



Artículo único: Se convocarán elecciones generales para la constitución del Congreso de los diputados y del Senado de las Cortes Españolas. Las votaciones se celebrarán el día 15 de junio de 1977, con sujeción a cuanto se establece en el Real Decreto-Ley 20/1977 de 18 de marzo, sobre las normas electorales.



Dado en Madrid a 15 de abril de 1977- Juan Carlos I- El Presidente del Gobierno Adolfo Suarez González."

                                                         




Los denominados “padres de la Constitución” y aquellos que posteriormente la aprobaron carecían de potestad legal para hacerlo.



Luego menos alabar a un documento carente de base legal.



Y ahora que tanto se la ensalza es fundamental que esta Constitución es ilegal en su formulación y desastrosa en sus resultados.

martes, 27 de junio de 2017

Israel sucumbe a su inmoralidad.






                                                                           


Desde hace meses, especialmente en las últimas semanas, soldados del   ejército israelí pertenecientes  a las Unidades de Defensa que actúan en los territorios ocupados , están dando clara muestra de malestar por el servicio que se ven obligados a llevar a cabo en los territorios que previamente el Estado judío había usurpado a los palestinos.

 A su vez se levantan más colonias ilegales habitadas por colonos fanáticos armados que maltratan, vejan y abren fuego contra la población civil palestina, a los que muchos miembros de las unidades de defensa se ven obligados a apoyar en sus criminales acciones. Además las órdenes que reciben según ellos son maltratar y humillar a la población palestina,  y proteger a los colonos criminales a cualquier precio y en cualquier situación. Todo esto ha llevado a muchos militares y miembros de las unidades de defensa a no querer participar en actividades contra la población civil palestina.

                                                     




Hace unos meses se inició dentro del ejército israelí un movimiento que llevaron a cabo muchos soldados que habían servido en los territorios ocupados y que protestaban por las condiciones de represión y violencia gratuita a la que era sometida la población palestina, todo esto dio lugar a la difusión de escritos de protesta, a manifestaciones criticando públicamente las indicaciones políticas y militares que les obligaban a actuar de modo inhumano y criminal.

Pero hubo un incidente que fue una seria llamada de atención para la política que llevaba a cabo el gobierno del terrorista Estado de Israel y que sirvió para abrir los ojos a una parte de la población del Estado judío.

 Este suceso se produjo   en septiembre del 2014, cuando cuarenta y tres soldados de reserva de la unidad más prestigiosa de la inteligencia militar israelí, unidad 8200, centrada en el espionaje y en las escuchas, tomaron la decisión de no volver a vestir el uniforme para de ese modo no participar en las injustas y vejatorias actividades que afirmaban tener que cometer contra el pueblo palestino.

                                                       


En la misiva hecha pública y que iba dirigida al primer ministro y al jefe de estado mayor israelíes decían:

“Rechazamos participar en las acciones contra los palestinos y continuar siendo instrumentalizados para reforzar el control militar sobre los palestinos y sobre los territorios ocupados…”.

La carta continuaba diciendo “… no podemos seguir sirviendo a este sistema y negándoles sus derechos a millones de personas con la conciencia tranquila.”

Pero ahora se ha producido un salto que pone de manifiesto hasta que punto la situación a que los militares israelíes provoca una verdadera rebelión.

Estoy señalando un suceso que han referido los medios de comunicación internacionales.

Hace unos días los medios de difusión, israelíes e internacionales, se han hecho eco de un suceso sumamente llamativo.

Más de doscientos militares israelíes se habrían visto afectados por una infección cutánea desconocida, esta misteriosa enfermedad llevó a que los responsables militares de Israel evacuasen la base militar de Shifazon situada en el desierto del Neguev, siendo los afectados examinados y algunos de ellos puestos en cuarentena.

Llegando al punto de que los 1500 militares de la base fueron enviados a sus domicilios y la base finalmente cerrada.

Pero el episodio médico no es lo importante, lo que reafirma lo que en esta entrada se expone es que tras detallados análisis médicos se llegó a la conclusión de que los soldados afectados por esa infección cutánea habían ingerido medicamentos que provocaban esas erupciones cutáneas, y que las habían tomado con la intención de hacerse pasar por enfermos y de esta manera  librarse de prestar el servicio militar.

Por esta estafa los implicados han sido sometidos a la justicia militar.

Y por último haremos referencia a un hecho que inquieta sobremanera al Estado Mayor del ejército israelí, me refiero al incremento de suicidios que se llevan a cabo entre los soldados israelíes, y les preocupa tanto debido al hecho de que no existe una causa concreta que explique este significativo aumento del número de suicidios como porque los suicidios en los acuartelamientos están minando la moral de las tropas.

                                                      




Israel se jacta de ser la mayor potencia militar de todo Medio Oriente y de contar con una capacidad tanto ofensiva como defensiva que la hace invencible, pero a partir de la derrota que sufrió a manos de Hezbollá en el Líbano en 2006 la moral de las tropas descendió al comprobar que no eran tan invencibles como pensaban.

                                                     




Es así que considero que el origen de todas las cuestiones a las que nos hemos referido (protestas, negativas a participar en el servicio, simulaciones y por último la ola de suicidios) no tienen su origen de modo exclusivo ni principal un malestar moral causado por las criminales acciones del ejército de Israel contra los palestinos, aunque pueda ser una causa más.

Lo cierto es que son muchos los años que han pasado desde la creación del Estado de Israel en 1948 y desde entonces no han cesado ni un momento los atropellos contra el pueblo palestino sin que se elevase una sola voz militar o se crease una movilización contraria a la participación en las unidades que actúan en los territorios ocupados, luego la causa a mi entender debe ser otra.

                                                         




¿Y que nuevas realidades han aparecido que lleven a cambiar la motivación y seguridad de las tropas de Israel?



En primer lugar se encuentra la resistencia de Hezbollá y su cada vez mayor potencia militar que incluye misiles, artillería pesada y carros de combate de los que hasta hace poco carecía.

En segundo lugar la presencia de una potencia como Irán  que  les hace sombra militarmente, a excepción del armamento nuclear, y que  puede hacerle frente  y alcanzar su territorio.

Por otra parte, y no creo que se trate de un asunto menor, la población israelí que conforma el ejército y las unidades de defensa, va tomando conciencia de que ese victimismo del que ha vivido el Estado de Israel desde la segunda guerra mundial va desapareciendo y poco a poco la población mundial los va despreciando al verlos como los agresores criminales que son, y esto afecta a su moral nacional y a la motivación de combate.